Wintershall: "Por los cambios, invertiremos más en petróleo que en gas"

Wintershall: "Por los cambios, invertiremos más en petróleo que en gas"

Thilo Wieland sonríe, da la mano, hace bromas. Va de mesa en mesa en la cena previa al encuentro anual de Wintershall, la mayor petrolera de Alemania, con la prensa. Hay periodistas de todo el mundo y este ingeniero industrial pasa de hablar del gas ruso a los proyectos en el Norte de África, zonas que junto con América del Sur son su responsabilidad en la compañía, filial del grupo BASF.

Cuando se sienta en la mesa de los argentinos para comer el plato principal, se pone serio. La empresa no puede digerir aún el cambio que implementó el Gobierno con la resolución 46, que establecía subsidios al gas nuevo extraído de Vaca Muerta. La necesidad de ajustar los gastos hizo que el secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, limitara los incentivos solo a los volúmenes de gas presentados inicialmente en los proyectos y no a la producción efectiva, que fue mayor.

Thilo Wieland, CEO de la petrolera alemana Wintershall para América latina.

Thilo Wieland, CEO de la petrolera alemana Wintershall para América latina.

Así, las empresas que habían armado planes de inversión atados a esos subsidios y habían producido más de lo estimado originalmente vieron súbitamente reducidos sus ingresos. En esa volteada entró Wintershall, aunque con una pérdida mucho menor a la de Tecpetrol o YPF. Fue una marcha atrás que no se esperaban luego de las señales que había dado el gobierno de Mauricio Macri con respecto al sinceramiento de precios.

Antes de la 46, ya la empresa había recibido otro revés: el Gobierno había acumulado una deuda de US$120 millones por el Plan Gas, que recién ahora les pagó con bonos a tres años, un pasivo que representa cerca de la mitad de lo que invierten en el país por año. “Eso tampoco habla a favor de la Argentina cuando se la compara con otros países”, asegura Wieland, en una entrevista con el Económico en Kassel, la pequeña ciudad del centro de Alemania donde la empresa tiene su casa matriz.

Pese a todo, en la firma prefieren no seguir el camino de la confrontación, como hicieron otras petroleras, y están readecuando sus planes en silencio. Optan por el diálogo, señalan. “Llevamos 40 años en la Argentina. Hemos pasado distintas situaciones políticas, así que estamos acostumbrados a adaptarnos”, sostiene el número uno de la petrolera para la región.

Bajo la resolución 46, Wintershall tenía el bloque Aguada Pichana Este, en sociedad con Total, Pan American Energy e YPF. En total, la compañía participa en 15 bloques distribuidos entre Mendoza, Tierra del Fuego y Neuquén.

Es la cuarta productora de gas del país y hace unos años pasó de tener participaciones minoritarias en varios campos a meterse también en la operación, con dos yacimientos en Vaca Muerta (Bandurria Norte y Aguada Federal) y uno en Mendoza (el CN-V). En el país produce 26 millones de barriles equivalentes de petróleo de los 171 millones que extrae globalmente. En 2018, tuvo una ganancia operativa de US$1.750 millones en el mundo.

Thilo Wieland, CEO de la petrolera alemana Wintershall para América latina.

Thilo Wieland, CEO de la petrolera alemana Wintershall para América latina.

-¿Los cambios que realizó el Gobierno en los subsidios al gas los llevó a reevaluar sus inversiones?

– Las modificaciones de la 46 enviaron señales al mercado y nos llevó a reevaluar nuestros proyectos para poner el foco en lo que es petróleo y no tanto en gas. Las decisiones que toma el Gobierno tienen repercusión en la industria y a nosotros nos pegó financieramente esa decisión. Significó una gran pérdida. Tenemos recursos y siempre comparamos a escala global para ver a dónde destinarlos. Hemos puesto US$ 600 millones en los últimos tres años en la Argentina, es un porcentaje importante a nivel global. Y estamos preparados para invertir en la misma escala hacia adelante. Pero habrá más proyectos ligados al petróleo crudo que al gas.

-¿La decisión del Gobierno de realizar licitaciones del gas de Vaca Muerta durante los meses de invierno a un precio mayor, atado al valor de importación de GNL, no compensa el impacto de la resolución 46?

-No sabemos aún las condiciones de la licitación de invierno. Podría ser una señal. Pero cualquier evaluación será una vez que conozcamos los precios, las obligaciones. Solo una subasta en invierno no es suficiente.

-Cómo ve el futuro de Vaca Muerta, más allá de los cambios en la 46?

-Debajo de la superficie, Vaca Muerta es tan exitoso como los desarrollos no convencionales de Estados Unidos. Pero allí, en la superficie hay una máquina de servicios, logística y costos bajos. En Vaca Muerta, hay 1008 pozos perforados en toda la industria, pero hay que hacer esa misma cantidad por año y no se puede con la actual infraestructura. La ruta que hay tiene una mano sola para cada lado. Hacen falta gasoductos, galpones, camiones. Vaca Muerta no está entre los países top de la liga en costos.

-Luego de los programas pilotos de la empresa en los dos bloques de crudo que operan en Vaca Muerta, ¿cuándo se viene el desarrollo?

-Estamos analizando los resultados obtenidos. Tenemos que tomar una decisión en los próximos meses.

Mirá también

-Wintershall, junto con sus socios Pan American Energy y Total tienen un proyecto en carpeta llamado Fénix, de US$ 1.000 millones, para expandir la producción en off shore en la Cuenca Austral. ¿Cuándo se realizará?

-Las inversiones en Tierra del Fuego son la columna vertebral de Wintershall en la Argentina. Tenemos las instalaciones necesarias para hacer el desarrollo. Pero hay una sobreoferta de gas actualmente y, además, hay que ver las condiciones del mercado hacia adelante, el régimen impositivo, las condiciones para exportar ese gas. La decisión de inversión se tomará después de las elecciones, a fines de 2019 o principios de 2020.

-¿Cómo les pegó la devaluación del año pasado y la suba del dólar de los últimos días?

-Lo peor es la volatilidad, cuando la devaluación viene de golpe. Requiere mucho esfuerzo para balancear las finanzas. Con estabilidad podemos trabajar. Pero los cambios rápidos golpean a la compañía y a la comunidad. Me sorprende que en la Argentina todos saben cuánto está el dólar y cómo viene la inflación.

Mirá también

-También se presentaron en la licitación de áreas off shore que está realizando el Gobierno (el próximo 16 de abril se abren los sobres con la oferta económica).

– Si, eso es pura exploración. Nos presentamos pero no como operadores porque nunca operamos off shore en la Argentina , así que fue mejor ir con socios. Es un gran paso para nosotros.

-Brasil es el último país en el que están entrando, con siete bloques. ¿Mudarán inversiones de Argentina a ese mercado?

-Brasil es atractivo pero no es un país o el otro. Brasil nos ofrece un tipo diferente de oportunidad. Es uno de los últimos países donde se puede crecer en el negocio.