Tras la debacle del lunes, los mercados viven una jornada de fuerte volatilidad

Tras la debacle del lunes, los mercados viven una jornada de fuerte volatilidad

Un operador de bolsa mira sus pantallas durante una sesión de negociación en la bolsa de valores de Frankfurt el 16 de marzo de 2020. (REUTERS / Kai Pfaffenbach)
Un operador de bolsa mira sus pantallas durante una sesión de negociación en la bolsa de valores de Frankfurt el 16 de marzo de 2020. (REUTERS / Kai Pfaffenbach) (KAI PFAFFENBACH/)

Las principales bolsas europeas viven este martes una jornada de fuerte volatilidad, sufriendo leves caídas tras abrir con ganancias animadas en la apertura por el avance cercano al 4 % de los futuros sobre los índices bursátiles estadounidenses y el rebote tras la caída de la víspera, según datos del mercado.

Así, a las 9,30 GMT, el IBEX 35 de Madrid ganaba más del 2,8 %; el CAC 40 de París, el 0,4 %, en tanto que el FTSE MIB de Milán perdía el 0,23 %; el DAX 30 de Fráncfort registraba -0,98 %, y el FTSE 1000 de Londres, -1,34 %.

De los sectores del índice europeo Stoxx 600 solo bajaba turismo y aereolíneas, algo más del 5 %, mientras que las ganancias estaban presididas por el sector eléctrico, con un repunte cercano al 3 %.

Asia

Tokio ha conseguido subir el 0,06 % después de vivir una jornada con mucha volatilidad. El índice Hang Seng de Hong Kong ganó el 1,14%, mientras Shangai perdió el 0,34%.

Petróleo

El barril de petróleo Brent, de referencia en Europa, subía un dólar en la apertura, antes de volver a sufrir una leve baja a las 9,30 GMT.

El crudo WTI, de referencia en Estados Unidos, ganaba un 1,15%.

El símbolo de la segunda peor caída de Wall Street en su historia (Reuters)
El símbolo de la segunda peor caída de Wall Street en su historia (Reuters) (LUCAS JACKSON/)

La debacle del lunes sigue golpeando al mercado

El leve rebote del martes llega a pesar de la caída de entre el 12 y el 13 % de Wall Street el lunes, su peor resultado desde 1987, y mientras muchos países continuaban adoptando medidas para intentar detener la pandemia del coronavirus chino (restrictivas en lo social y contractivas económicamente).

El parqué neoyorquino mira con preocupación los últimos acontecimientos en relación a la crisis del COVID-19, que ha provocado enormes pérdidas económicas y mucha incertidumbre por los efectos de las restricciones en el desplazamiento y de las medidas que se empiezan a adoptar en un buen número estados.

Entre ellas, el cierre de negocios y colegios o la cancelación de eventos con más de 50 personas.

Los inversores también han reaccionado negativamente a los comentarios del presidente Donald Trump, quien en declaraciones a los periodistas durante una conferencia en la Casa Blanca para dar cuentas de la crisis aseguró que podría prolongarse “hasta julio o agosto” y que Estados Unidos “podría” estar dirigiéndose hacia una recesión.

Asimismo, el desplome de Wall Street en la jornada del lunes llegó a pesar de los estímulos de la Reserva Federal (Fed), que ha dejado sus tipos de interés en prácticamente cero, y después de que el banco central haya decidido inyectar 700.000 millones en la economía estadounidense.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Mercados en rojo: 10 cifras clave que dejó una jornada con pérdidas históricas

Fuente: Infobae