Preocupa en Casilda la superpoblación de perros: hay uno cada tres habitantes

Preocupa en Casilda la superpoblación de perros: hay uno cada tres habitantes

El Municipio de Casilda, al sur de Santa Fe, realizó un censo para dimensionar la superpoblación de perros que tiene la ciudad, un problema que afecta a muchas localidades del país.

El relevamiento arrojó números preocupantes: hay un total de 13.557 canes, uno cada tres habitantes, de los cuales 4.863 (más del 35 %) viven o deambulan por la vía pública.

El trabajo de campo lo realizaron los estudiantes de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Nacional de Rosario (UNR). Censaron todos los hogares y además contaron los perros sueltos de cada manzana.

“Nunca se había hecho un relevamiento de este tipo. El número es alto y preocupante”, le reconoció a Clarín Andrés Martínez, director municipal de Protección y Sanidad Animal.

Los resultados del censo permitieron trazar un “diagnóstico preciso” para intensificar las campañas de esterilización, una de las claves para empezar a reducir la población canina.

“Es necesario disminuir la alta población de perros que están sueltos en la calle. Hay que trabajar en la educación y apelar a la tenencia responsable”, explicó el funcionario.

Perros callejeros (Nora Mazzini / Archivo Clarín).

Perros callejeros (Nora Mazzini / Archivo Clarín).

Martínez aclaró que “la mayoría” de los 4.863 perros encontrados en la calle al momento del censo tienen dueño. “En Casilda está arraigada la costumbre de la puerta abierta, que el perro entre y salga con absoluta libertad”, explicó.

El estudio no trabajó sobre la variable de las razas. Aún así, Martínez admitió que cualquier perro en la vía pública “puede causar daños a terceros”. Las enfermedades (zoonosis) y los daños al mobiliario urbano son otras de las consecuencias negativas de esta superpoblación.

El 55 % de los canes de Casilda no están esterilizados, según los datos del censo. “En estos tres años de gestión esterilizamos de forma gratuita a más de 6 mil perros. Así y todo tenemos estos números preocupantes. Creemos que si intensificamos esta política pública en ocho años podemos tener una población mucho más controlada”, detalló.

La autoridad municipal aclaró que el fenómeno no es propio de Casilda. “Los colegas de localidades vecinas me dicen que tienen el mismo problema. Estamos hablando de una característica nacional”, afirmó.

Rosario. Corresponsalía.

LGP​