Polémica por el festejo sin tapabocas ni distanciamiento social de Alberto de Mónaco en el Oktoberfest

Polémica por el festejo sin tapabocas ni distanciamiento social de Alberto de Mónaco en el Oktoberfest

La imprudencia con respecto a las normas de seguridad en un contexto delicado de pandemia no le escapa a la realeza. Esta vez fue el príncipe Alberto de Monaco que estuvo involucrado en la polémica.

(Infobae)

Las imágenes difundidas por Hello Monaco se grabaron el pasado viernes, cuando Alberto de Mónaco asistió a la inauguración del Oktoberfest en el Café París de Montecarlo. Para el tradicional festejo -que originariamente es de Munich – el monarca prefirió ir solo, sin su esposa ni hijos. Durante la celebración se lo vio sonriente, agitando el pañuelo y coreando la canción, como el resto de asistentes. Lo llamativo es que llevaba tapabocas, ni respetó el distanciamiento social exigido durante la pandemia.

El video no tardó en viralizarse por las redes sociales, despertando las críticas de los usuarios que repudiaron su actitud irresponsable. El hecho de que Mónaco tenga tan pocos casos – hace que algunos de sus ciudadanos se relajen en determinados momentos. Sin embargo, el sábado 16 de octubre, entraron en vigor las nuevas normas en Mónaco, más estrictas en cuanto a la celebración de este tipo de eventos.

Según los medios de Monaco, Alberto, llegó al restaurante con la mascarilla y se la quitó en el lugar. En distintas imágenes se ve más de un descuido. No dudo en tomarse fotografías con los asistentes al evento, allí también no usó el tapabocas, ni mantuvo distancia prudente.

El príncipe Alberto II de Mónaco también transitó la enfermedad. Fue uno de los primeros miembros de la realeza europea en contagiarse. Todo ocurrió durante mayo. Su esposa y sus dos hijos estuvieron aislados, y no se enfermaron.

Luego de recuperarse, el monarca tomó la decisión de reducir el presupuesto de la Casa Real y bajar su propio sueldo para tener margen y hacer frente a la pandemia.

No es el único miembro de la realeza que no respetó las normas. En agosto, Máxima y Guillermo de Holanda se tomaron unos días lejos de las tareas oficiales y sin sus tres hijas en las playas de Grecia pero una fotografía les arruinó las vacaciones. Se filtró una imagen de los reyes de Países Bajos sin tapabocas y sin respetar la distancia social.Tras la duras críticas, el matrimonio real tuvo que salir a pedir disculpas públicas por no acatar las medidas contra el COVID-19.

Reyes de Holanda SF foto
Los reyes de Holanda también fueron criticados por no respetar el distanciamiento social durante unas vacaciones en Grecia

Desde hace tiempo, Alberto de Mónaco se enfrenta a una nueva demanda de paternidad. Una mujer brasileña afirma que el príncipe es el padre de su hija, nacida en 2005, y pidió una prueba de ADN ante una corte de Milán

Además de los cuatro hijos biológicos reconocidos que tiene -dos de su matrimonio con su esposa y otros dos de relaciones previas- el prínciple Alberto de Mónaco podría tener otro heredero de su inmensa fortuna. Es que una mujer brasileña afirma que tiene una hija fruto de una relación con el príncipe y está dispuesta a acudir a la justicia para conseguir que la reconozca.

La mujer en cuestión, que quiere proteger su identidad, afirma que tuvo una relación con el príncipe en 2004, de la cual fue fruto su hija. Por eso, ha presentado una demanda de paternidad en una corte de Milán y solicita al príncipe que se someta a una prueba de ADN, algo a lo que él lleva años negándose.

SEGUIR LEYENDO

Fuente: Infobae