Paralización de Repsol generaría desabastecimiento y alza de precios, según especialista

Paralización de Repsol generaría desabastecimiento y alza de precios, según especialista

GLP GAS LICUADO DE PETROLEO LIMA
Grifos de la capital manejan precio similares. Foto: Andina.

El ministro del Ambiente, Rubén Ramírez, anunció este lunes la paralización de las operaciones de carga y descarga de hidrocarburos, por parte de la empresa trasnacional Repsol en el mar peruano. Esto será “hasta que nos brinde las garantías técnicas de que no se va a producir otro daño”, indicó en conferencia de prensa, en referencia al derrame de petróleo ocurrido en Ventanilla el pasado 15 de enero.

Al respecto, el exviceministro de Energía y director de investigación de la Escuela de Posgrado Gerens, Arturo Vásquez, comentó que definitivamente esto va a generar un problema que podría rondar con el desabastecimiento del combustible, dado que la Refinería La Pampilla procesa cerca de la mitad de combustibles derivados del petróleo de todo el Perú y con ello abastecen a la zona del centro sur.

El especialista precisó que la única forma que tendría Repsol de compensar ese desabastecimiento sería a través de la importación de combustibles derivados. Porque de lo contrario la refinería no va a poder procesar el combustible.

Sobre la paralización de actividades, indicó que es una medida que usualmente se da cuando hay una situación riesgosa y es potestad de la autoridad decretar una suspensión temporal de actividades. “En este caso creo que se justifica hacer la paralización, entonces Repsol tiene que tomar las medidas para poder abastecer sus contratos de combustibles vía una importación de combustible líquido ya procesado en otra parte”, apuntó.

Si estamos hablando de importar combustible directamente es un costo más alto debido a que hay que pagar fletes y derechos de importación. Ese mayor costo se traslada a mayores precios para los usuarios, añade Vásquez. “Ese es el problema”, dice.

Recordemos que el año pasado hubo una huelga de transportistas por el alto precio de los combustibles, que se debió a los fuertes oleajes que no permitían abastecer a La Pampilla. Para Vásquez, este es un caso distinto. “No es que haya un problema de cabotaje, ni de oleaje anómalo que genera una restricción física. En este caso lo que se tiene que hacer es una importación de combustible a fin de que Repsol honre sus contratos con su cadena de mayoristas y minoristas. Y entiendo que ellos tienen la capacidad porque estamos hablando de una empresa trasnacional que tiene un área de comercialización de combustible importante y que tiene bastante tiempo en el Perú”, afirmó.

SOBRE LAS RESPONSABILIDADES

El exviceministro de Energía, Arturo Vásquez, dijo que cuando hay una situación de riesgo para las personas, la salud y el medio ambiente, las autoridades sectoriales supervisoras decretan acciones administrativas que pueden estar vinculadas a un cierre temporal o definitivo. En este caso, es una medida que establece la suspensión temporal de la actividad hasta que se determine que el proceso de refinamiento de hidrocarburos y el proceso de toma de petróleo de la embarcación es seguro.

“Lo que corresponde es entender cuál ha sido el problema de seguridad industrial, y la seguridad industrial la ve exclusivamente Osinergmin. Ellos tienen que determinar qué es lo que ha pasado para establecer si corresponden medidas administrativas, mandatos correctivos y multas por violación a normas de seguridad”, sentenció.

Llama la atención, asegura, que este derrame le haya ocurrido a una empresa como Repsol, porque ellos han estado promocionando por muchos años un sistema de descarga de hidrocarburos patentado, con un sistema infrarrojo. “Me llama la atención que su sistema haya fallado, habría que ver si Osinergmin ha supervisado correctamente el problema”, apuntó.

Señaló que las multas de Osinergmin pueden llegar hasta los 10 mil UIT, y por el impacto ambiental la multa más alta es de 30 mil UIT.

COMUNICADO DE REPSOL

La empresa Repsol expresó su plena disponibilidad de colaboración con el Gobierno ante la paralización de sus actividades de carga y descarga de hidrocarburos en el mar peruano, anunciado esta mañana por el ministro del Ambiente, Rubén Ramírez.

Mediante un comunicado, Repsol consideró que las medidas son desproporcionadas e irrazonables, pero que expresa “su total disponibilidad de colaboración” para que las actividades se puedan reanudar lo antes posible.

“La compañía, sin perjuicio de no compartir la resolución por considerarla desproporcionada e irrazonable, pero en aras de garantizar el suministro de sus productos, expresa su plena disponibilidad de colaboración con las autoridades peruanas, de modo que puedan reanudarse las actividades indicadas lo antes posible”, puntualizó la empresa petrolera.

Fuente: Infobae