Noah Mamet: "Las empresas americanas tienen más confianza en este gobierno, no quieren que el país vuelva para atrás"

Noah Mamet: "Las empresas americanas tienen más confianza en este gobierno, no quieren que el país vuelva para atrás"

(Franco Fafasuli)
(Franco Fafasuli)

Fue el representante del gobierno norteamericano en la Argentina durante los últimos dos años del mandato de Barack Obama, entre enero de 2015 y el mismo mes de 2017, fecha en que abandonó su rol diplomático a partir de la llegada al poder del republicano Donald Trump. Pero el mismo día en que se fue de la embajada, prometió volver al país. Y se lo dijo al presidente Mauricio Macri: “Buscaré un lugar y viviré parte del año en el país para seguir ayudando desde el sector privado”.

Así fue. Volvió al sector privado. Hoy Noah Mamet vive parte del año en Buenos Aires, en un departamento en Puerto Madero que dejará en breve para mudarse a Recoleta, y el resto del tiempo en California, su lugar de origen. Tiene 50 años, y además de tejer vínculos entre las empresas americanas y las argentinas en sectores con gran potencial como el agrícola-ganadero, el energético y el tecnológico, se define “amante del vino”. Tanto, que está produciendo el suyo propio en una finca de Valle de Uco, en Mendoza. No decidió aún el nombre: duda entre “Diplomático” y “Dos banderas”.

Mamet recibió a Infobae en sus oficinas de Retiro y habló de todo. Sus proyectos en el país, los negocios que está impulsando y cómo avizora el escenario político-económico de cara a las elecciones de octubre. Optimista por naturaleza, remarcó que la administración de Macri hizo un gran trabajo en los últimos tres años y medio, que debe terminar de consolidar.

– Volvió al sector privado como consultor, ¿con qué sectores está trabajando y con qué objetivos?

– Mi promesa fue continuar ayudando al país, a empresas argentinas a expandirse en los Estados unidos, y también ayudar a traer inversiones al país. Soy una especie de nexo. Una de las partes lindas de la historia es el turismo. Cuando todavía estaba en la embajada, ayudé a que haya un vuelo directo sin escalas por primera vez en 20 años Buenos Aires-Los Ángeles. Seis meses antes de eso tuvimos un vuelo directo Nueva York-Buenos Aires, y a eso se le suman todas las low cost que surgieron para volar dentro del país. El transporte del exterior hacia Buenos Aires e internamente es mucho mejor ahora y es una de las razones por las que uno ve más turistas americanos. Soy amigo de dueños de hoteles, restaurantes, y en estos últimos años estuvieron llenos. Entonces uno ve el crecimiento del turismo, que es muy importante para la economía. Por otro lado, este fin de semana haremos el primer envío del “bife argentino” a la costa oeste de los Estados Unidos. Ahí hay una oportunidad enorme, ya que es un mercado que estuvo cerrado por 20 años. Se podrán exportar hasta 20.000 toneladas este año, lo que equivale a 80 millones de bifes, y creo que los próximos años seguirá creciendo.

Mamet fue embajador entre 2015 y 2017 (Franco Fafasuli)
Mamet fue embajador entre 2015 y 2017 (Franco Fafasuli)

– ¿Está trabajando con los frigoríficos locales para desarrollar este mercado?

– Exacto. Los recibí en Estados Unidos, los reuní con distribuidores, con los restaurantes. Incluso, el 3 de septiembre vamos a hacer un gran evento, del que participará el chef Francis Mallmann, para promover la carne argentina. Este negocio recién está arrancando. Por razones técnicas, nos llevó tres años desde que yo firmé el primer acuerdo, hubo muchas inspecciones y este fin de semana será el primer envío. Se había enviado algo a Chicago y New York, pero muy poco.

– ¿Y cuál es su injerencia en el mundo tecnológico? ¿Ayuda a empresas argentinas a exportar a Estados Unidos y viceversa?

– Por un lado, estuve trabajando con Amazon y Disney en los últimos años. En el primer caso, van a hacer un centro Edge (para mejorar la calidad y velocidad de las conexiones) con una inversión de USD 40 millones. Mientras que en el caso de Disney, muy poca gente sabe que tienen en Pilar un campus enorme donde se produce contenido en español para todo latinoamericana y España. Por otro lado, muchas startups tecnológicas que están creciendo muy fuerte y que estoy ayudando a conectar con empresas americanas.

Si recibís la economía mal, tenés que arreglar los problemas primero. No es popular, y lleva varios años hasta que se sienten los efectos. Pero estamos yendo por el buen camino

– Vaca Muerta es la perla energética del país. ¿También está trabajando con empresas en el yacimiento?

– No, no hago mucho en Vaca Muerta porque allí hay grandes compañías multinacionales de petróleo y gas. Pero sí estoy trabajando con el sector de energías renovables. Y creo que en este sentido, mi amigo, el subsecretario de Energías Renovables, Sebastián Kind, está haciendo un trabajo excelente. Cuando yo llegué a la Argentina, en enero de 2015, desde YPF me dijeron que menos de 1% de la energía producida provenía de fuentes renovables, lo cual me impacto porque yo tengo de California, donde casi la mitad de la energía proviene de renovables. Yo siempre he leído que la Argentina tiene buen sol en el norte y el mejor viento estable en el sur; tiene un gran potencial. Ya el año pasado, se invirtieron en la materia USD 7.300 millones, más que en Vaca Muerta. Y va a ser creciendo; en uno o dos años, el 15% de la energía será renovable.

El ex embajador reparte su tiempo entre California y Buenos Aires
El ex embajador reparte su tiempo entre California y Buenos Aires

– ¿Cómo analiza la situación macroeconómica actual y qué perspectivas tiene hacia futuro?

Veo que se empiezan a ver los signos de que se está yendo en la dirección correcta. En mayo, de hecho, la economía creció 2,5% interanual y también respecto del mes anterior. Entonces, lo que les digo a mis amigos acá es que en EEUU pasé dos veces por situaciones como ésta. Una con Clinton y otra con Obama. Cuando llegaron, ambos recibieron un total desorden, recesión, problemas fiscales, y tuvieron que hacer políticas impopulares, subir impuestos, cortar los subsidios a los servicios. Pero luego la economía se fortaleció y los segundos mandatos fueron mucho mejores. Hicieron el trabajo duro al comienzo. Y creo que que eso es lo que pasará acá en la Argentina.

– Se lo nota muy optimista.

– Sí, pero porque ya lo viví dos veces. Hay muchas cosas parecidas. Si recibís la economía mal, tenés que arreglar los problemas primero. No es popular, y lleva varios años hasta que se sienten los efectos. Pero estamos yendo por el buen camino.

– ¿Temen sus amigos empresarios lo que pueda suceder en las elecciones?

– Creo que Macri y sus ministros se muestran muy confiados y profesionales. Y las compañías confían en esta administración. Cuando este gobierno asumió, quizá hubo una sobreexitación de que iban a llover las inversiones sólo porque ganó, pero no es realmente como las compañías operan. Necesitan ver más estabilidad y predictibilidad a largo plazo. Y eso tarda algunos años. Pero lo que yo digo a mis amigos es que los empresarios argentinos también tienen que invertir en su propio país. No puedo sólo tratar de reclutar compañías del exterior. Por eso, estoy ayudando a compañías argentinas a expandirse en Estados unidos.

– ¿En qué sectores?

El más sencillo es el tecnológico porque sólo necesitás una persona inteligente y una computadora. Y los clientes son el mundo. Entonces no tenés el problema de los ciclos económicos domésticos. Hay mucho talento en la Argentina y el inglés es la segunda lengua, lo que ayuda mucho.

Me gustaría que Macri diga que apuntará a un crecimiento lento para salir de este ciclo de subas y bajas. Y eso es lo que le gusta a la comunidad de negocios

– Mencionó que los empresarios necesitan mayor estabilidad y predictibilidad, ¿cree que si gana Macri las elecciones sí llegarán más inversiones?

– Sí, han estado acá en los últimos 4 años y han construido relaciones. Muchas compañías quieren tener un socio local y fueron muchos años en los que no lo tuvieron por las políticas del gobierno anterior. Les tomó algunos años para reinstalarse en el país y muchas tienen ahora un socio local. Pero también algunos están esperando ver si los argentinos invertirán en el país. Afortunadamente, habrá renovación de confianza, pero lo que me gustaría es que Macri diga que apuntará a un crecimiento lento para salir de este ciclo de subas y bajas. Y eso es lo que le gusta a la comunidad de negocios.

– ¿Qué piensa de la inflación y de cómo el Gobierno manejó este problema?

– Bueno, bajó mucho. En junio fue de 2,7%; creo que está yendo en el buen camino. Bajar la inflación es muy importante porque necesitamos tener financiamiento. Sin financiamiento, es muy difícil que la economía crezca. La administración de Macri está haciendo todo lo mejor que puede, no es fácil.

– Las encuestas muestran una elección muy ajustada. ¿Qué puede pasar con las empresas americanas si gana la fórmula Fernández-Kirchner?

– Creo que es una pregunta abierta. Sé que las empresas confían más y están más cómodas con el actual gobierno. Creo que van a esperar algunos meses más antes de hacer nuevas inversiones. Hay preocupación, pero van a esperar lo que pase en la elección. No quieren ver al país volver atrás.

Bajar la inflación es muy importante porque necesitamos tener financiamiento. Sin financiamiento, es muy difícil que la economía crezca

– ¿Cuáles cree que fueron los principales errores de la administración de Macri?

– No sé cuáles fueron, pero diría que en política también tenés que tener suerte, y hubo sucesos desafortunados. Por ejemplo, la inundación récord (más la sequía) que arruinó la cosecha el año pasado. Además, la Reserva Federal de Estados Unidos aumentó la tasa, entonces los inversores primero se fueron de Turquía, luego de Sudáfrica y después empezaron a irse de la Argentina. Son factores externos que suceden y que el gobierno no puede controlar. Pero no veo que vuelvan a pasar. De hecho, la tasa de la FED bajó esta semana, que es bueno para los emergentes. Por otro lado, creo que este gobierno hizo mucho por restablecer los lazos internacionales, por ejemplo, con Europa. El acuerdo Mercosur-UE es realmente importante. Y también otros que se vienen, como Canadá, Corea y quizá Japón.

– ¿Y con Estados Unidos?

– Sí, seguro. Estos acuerdos llevan años de negociaciones duras. Europa llevó 20 años. Tal vez, con países más chicos es más fácil. Pero es algo que definitivamente debemos perseguir. En el mientras tanto, debemos hacer proyectos individuales. Promover el turismo, la agricultura. Se puede hacer mucho sin tener un gran acuerdo, que es complicado y lleva tiempo.

Seguí leyendo: 

La nueva misión del FMI llegará al país justo después de las PASO, para la quinta revisión del programa stand by

Reforma laboral, biodiesel y mandarinas: la agenda económica que discutió el Gobierno con el enviado de Trump

Fuente: Infobae