Mike Pompeo dijo que EEUU debe confrontar a China: “El Partido Comunista es verdaderamente hostil a nuestros valores”

Mike Pompeo dijo que EEUU debe confrontar a China: “El Partido Comunista es verdaderamente hostil a nuestros valores”

El secretario de estado de EEUU, Mike Pompeo (Reuters)
El secretario de estado de EEUU, Mike Pompeo (Reuters)

El secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, intensificó el miércoles la reciente retórica estadounidense contra el gobernante Partido Comunista de China, diciendo que el gigante asiático estaba enfocado en la dominación internacional y necesitaba ser confrontado.

Pompeo realizó los comentarios incluso cuando la administración Trump dijo que aún esperaba firmar la primera fase del acuerdo para poner fin a una rseonante guerra comercial con China el próximo mes. Según afirmó, Pompeo dijo que Estados Unidos había apreciado por mucho tiempo su amistad con el pueblo chino, añadiendo que el gobierno comunista no era lo mismo que el pueblo de China.

Están buscando y utilizando métodos que han creado desafíos para Estados Unidos y para el mundo, y colectivamente todos nosotros, todos nosotros, necesitamos enfrentar estos desafíos frontalmente”, dijo Pompeo en un discurso en una cena de gala en Nueva York del conservador grupo de expertos del Instituto Hudson.

Ya no es realista ignorar las diferencias fundamentales entre nuestros dos sistemas, y el impacto que tienen en la seguridad nacional norteamericana”, añadió.

“El Partido Comunista Chino está ofreciendo a su pueblo y al mundo un modelo de gobierno totalmente diferente, en el que un partido leninista manda y todos deben pensar y actuar de acuerdo con la voluntad de las élites comunistas”, dijo Pompeo.

“Ese no es un futuro que yo quiera… y no es un futuro que el pueblo amante de la libertad de China quiera”, dijo.

Pompeo y su homólogo chino, Wang Yi (Reuters)
Pompeo y su homólogo chino, Wang Yi (Reuters) (POOL New/)

En una cena a la que asistió Henry Kissinger, el apóstol de la realpolitik de EEUU que negoció la normalización de los vínculos entre Washington y Beijing en los años ’70, Pompeo dijo que Washington había sido durante mucho tiempo demasiado fácil para China con la esperanza de que se transformara. En ese sentido, destacó que el presidente Donald Trump, que busca la reelección el próximo año, había dado la voz de alarma sobre China desde su primer día en el cargo. “Hoy, finalmente nos estamos dando cuenta del grado en que el Partido Comunista es verdaderamente hostil a los Estados Unidos y a nuestros valores”.

La semana pasada, en un importante discurso político, el vicepresidente de Estados Unidos Mike Pence atacó el historial de China en materia de derechos humanos, comercio y métodos utilizados para expandir su influencia mundial.

Reacción de China

China se ha sentido constantemente irritada por Pompeo, ya sea por sus comentarios sobre el proyecto Cinturón y Carretera de China o por las acusaciones de abusos de los derechos chinos en la región del extremo occidental de Xinjiang, y en muchas otras áreas.

En un discurso pronunciado el lunes en Houston, el embajador de China en Washington señaló que su país no aceptaría ninguna crítica al Partido Comunista, que, según dijo, “goza de una gran confianza y de un amplio apoyo por parte del pueblo chino”.

Trazar una línea divisoria entre el Partido y el pueblo es desafiar a toda la nación china”, dijo Cui Tiankai, según una copia de sus comentarios en el sitio web de la embajada china.

Donald Trump y Xi Jinping (Reuters)
Donald Trump y Xi Jinping (Reuters)

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores chino, Geng Shuang, dijo el jueves que los comentarios de Pompeo exponen el “sesgo político y la oscura mentalidad anticomunista de algunos políticos estadounidenses”.

“Los comentarios de Pompeo fueron un feroz ataque contra el Partido Comunista Chino y el gobierno chino. Abre una brecha entre el Partido y nuestro pueblo y difama nuestra política interior y exterior”, dijo Geng.

Pompeo dijo que pronunciará una serie de discursos en los próximos meses sobre las ideologías y valores en competencia, incluyendo las campañas de influencia global de las agencias de inteligencia del Partido Comunista Chino y las prácticas económicas “injustas y depredadoras” de Beijing.

El secretario de Estado expresó que también se ocuparía del desarrollo de las capacidades militares de China “que superan con creces lo que necesitarían para la autodefensa”.

(Con información de Reuters)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Los nuevos códigos de moral que impone China a sus ciudadanos

El lado oscuro de las inversiones chinas: desastre ecológico y explotación laboral

Fuente: Infobae Fecha: