María Eugenia Vidal se abraza a Mauricio Macri y bloquea una alquimia peronista

María Eugenia Vidal se abraza a Mauricio Macri y bloquea una alquimia peronista

– Sergio se apoyó en el timbre y los avivó….

Hay más resignación que enojo en la frase. La dice un dirigente del PJ bonaerense que anota como un fracaso propio -o triunfo ajeno- la avanzada de María Eugenia Vidal para bloquear una alquimia para facilitar la unidad del PJ bonaerense.

Mauricio Macri y María Eugenia Vidal.

Mauricio Macri y María Eugenia Vidal.

Sergio es Massa y fue quien puso bajo la luz pública la idea de usar en Buenos Aires un artilugio legal para que haya un solo candidato a gobernador panperonistas colgado de dos o más candidaturas presidenciales.

Un atajo jurídico para gambetear un problema político: si en Nación hay dos peronismos, podría haber un acuerdo para la gobernación y no dividir los votos. A diferencia de Nación, en Buenos Aires no hay balotaje.

En paralelo, en estas horas, Vidal enterrará toda chance de desdoblamiento electoral: firmó el decreto para convocar a elecciones primarias el 11 de agosto y a generales el 27 de octubre. Se termina de abrazar a Macri.

Mirá también

La alquimia, que Clarín contó el 20 de marzo, permitía una matemática potente: sumar a los peronismos podía ser un recurso para vencer a Vidal y dar un golpe político y anímico a la reelección de Mauricio Macri.

La semana pasada, Federico Salvai, jefe de gabinete vidalista, cerró con Casa Rosada el texto que anula el artificio del candidato único. Es un decreto que ya fue redactado en los despachos de Balcarce 50, sede del gobierno nacional y que modifica el decreto reglamentario de las Primarias que años atrás firmara Cristina.

Simple: cancela las adhesiones, el nombre que se dio a las colectoras luego de una ley que en 2010 prohibió, paradójicamente, las colectoras. En 2011, Cristina Kirchner retocó el reglamento para permitir que si existía “vínculo jurídico”, las boletas se podían adherir.

Sergio Massa

Sergio Massa

Por eso Martín Sabbatella pudo ser candidato a gobernador, por fuera del FpV, contra Daniel Scioli pero “colgado” de la presidencial de Cristina.

En 2015, el mecanismo lo magnificó en Jujuy Gerardo Morales que fue candidato colgado de cuatro presidenciales: Macri, Massa, Stolbizer y Rodríguez Saá.

“Lo que se busca es recuperar el espíritu de la ley, promovida por Kirchner, que sostiene que solo puede haber un candidato por partido”, explicaron a Clarín en La Plata. Cerca de Vidal entienden que las chances del candidato a gobernador bifronte era muy difícil de aplicar pero, por las dudas, cierran la puerta.

Y tiran la llave.

WS