Las bolsas y el petróleo vuelven a desplomarse en medio del temor a las consecuencias del coronavirus

Las bolsas y el petróleo vuelven a desplomarse en medio del temor a las consecuencias del coronavirus

La bolsa germana de Frankfurt sufre fuertes pérdidas este lunes (REUTERS/Staff)
La bolsa germana de Frankfurt sufre fuertes pérdidas este lunes (REUTERS/Staff) (STAFF/)

Las bolsas europeas se desplomaron este lunes con caídas de hasta 9% en la apertura de los mercados, en un contexto de pánico por las consecuencias del coronavirus y pese a las medidas que tomaron los bancos centrales el domingo.

En París, el CAC 40 caía un 9% en los primeros intercambios, igual que el FTSE 100 de Londres (-7,6%) y el DAX 30 de Fráncfort (-7,8%). En Madrid, el IBEX-35 retrocedía un 8,7% y en Italia el FTSE MIb un 7,6%.

Todo esto ocurre mientras la Reserva Federal de EEUU lanzó el domingo el mayor paquete de estímulo monetario desde la crisis financiera de 2008, que incluye un recorte de los tipos de interés de un punto, hasta dejarlos entre el 0 % y el 0,25 %, y una inyección de liquidez de 700.000 millones de dólares.

Además, la Reserva Federal acordó una acción coordinada con los bancos centrales de Canadá, Inglaterra, Japón, Suiza y con el Banco Central Europeo (BCE) para canalizar mayor liquidez al mercado a través de líneas de intercambio del dólares.

Asia

La caída de las plazas europeas se produce luego de que las bolsas asiáticas cerraran también con pérdidas, en algunos casos fuertes, como Shanghái (-3,4%) y Hong Kong (-4,03%).

La Bolsa de Tokio cerró con una caída del 2,46 % del Nikkei, su principal indicador, después de que el banco central nipón anunciara nuevas medidas de estímulo para calmar a los mercados y mitigar el impacto del coronavirus. El organismo anunció mantener en el mismo nivel el tipo de interés de referencia pero ha ampliado la compra de bonos y otros instrumentos y ha creado una nueva línea de financiación a las empresas.

Las medidas del Banco de Japón llegan al inicio de una semana considerada clave para los mercados mundiales tras las caídas récord de los últimos días, entre ellas las del parqué tokiota, que cerró el viernes con un descalabro del 6 %.

La evolución Nikkei apunta a que las medidas de la Fed y del banco central nipón siguen sin bastar para devolver la calma a los mercados, y a que los inversores esperan actuaciones coordinadas y más contundentes en las citas previstas en días próximos por parte de los líderes del G7 y del Eurogrupo, entre otras.

El grupo tecnológico y de telecomunicaciones Softbank acaparó el mayor volumen de operaciones y terminó con un descenso del 2,49 %, seguido del conglomerado tecnológico Sony, que perdió un 3,06 %.

Las acciones de Toyota, el líder nipón del motor y otra de las empresas con mayor capitalización bursátil, retrocedieron asimismo un 2,35 %.

Las bolsas de Asia tuvieron caídas este lunes (Photo by Anthony WALLACE / AFP)
Las bolsas de Asia tuvieron caídas este lunes (Photo by Anthony WALLACE / AFP) (ANTHONY WALLACE/)

Caída histórica en Australia

De su lado, la bolsa de Australia se hundió un 9,7%, registrando una caída histórica.

El selectivo australiano ASX 200 terminó la sesión con 5.002,00 puntos, o 537,30 unidades menos.

Los retrocesos más importantes los registraron la cadena de comida Collins Foods, que cayó un 22,48 por ciento, además de la cadena de casinos Star Entertainment (-20,91 %) y la agencia de viajes Wetjet (-20,04 %).

Desde el 20 de febrero, el mercado bursátil australiano ha perdido unos 529.000 millones de dólares australianos (325.882 millones de dólares estadounidenses o 293.016 millones EUR), informa el portal de noticias “news.com.au”.

El desplome, mayor al registrado el pasado jueves y tras una jornada de alivio el viernes, se da también a pesar del anuncio de Banco Australiano de la Reserva de comprar bonos del gobierno en los mercados secundarios y de los planes para asegurar la liquidez de los mercados, entre otras medidas.

Cae el petróleo

El barril del crudo Brent también empezó la jornada con una fuerte tendencia a la baja y retrocedió por debajo de los 32 dólares, hasta 31,86 dólares -un 5,64 % menos frente al cierre del viernes-, el precio mínimo desde marzo de 2004.

Antes de las 06.00 GMT, el Brent para entrega en mayo cotizaba a 32,05 dólares, pero después de las 06.00 GMT volvió a caer ante la continua inquietud de los mercados por la propagación del COVID-19.

El petróleo del mar del Norte, de referencia en Europa, viene sufriendo fuertes caídas en las últimas semanas por el temor de los inversores a un brusco descenso de la demanda por las restricciones de movimiento, vuelos y actividades productivas y empresariales como consecuencia de la pandemia del coronavirus y ante la guerra de precios iniciada por Arabia Saudí.

El crudo WTI, de referencia en Estados Unidos, caía un -4,75%, por una cotización de 30,22 dólares.

La semana pasada, los precios del oro negro se desplomaron por la decisión saudita, el mayor productor de crudo del mundo, de bajar el precio de sus exportaciones, y por la pandemia del COVID-19.

La OPEP estima que este año el total de la demanda de crudo no superará, como había calculado, la barrera psicológica de los 100 millones de barriles diarios, sino que se quedará en una media de 99,73 millones, siempre que el mundo lo antes posible la crisis por la crisis del coronavirus.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Cuál será el impacto del coronavirus en la economía global: las escalofriantes primeras estimaciones

Fuente: Infobae