La insólita cláusula "ricotera" de Santiago Bigote López, goleador del ascenso del fútbol uruguayo

La insólita cláusula "ricotera" de Santiago Bigote López, goleador del ascenso del fútbol uruguayo

Santiago Bigote López es uno de los jugadores emblema de Villa Española, un equipo que milita en la Segunda División del fútbol oriental. Tiene 36 años y juega de delantero. Pero, más allá del fútbol, tiene una pasión: el Indio Solari.

A tal punto llega su locura por el músico argentino que acaba de firmar una insólita cláusula en su contrato: si hay un recital del ex líder de los Redonditos de Ricota podrá ausentarse, con previo aviso, a los entrenamientos y a los partidos de su equipo.

López tiene una dilatada carrera en el fútbol uruguayo. Este es su cuarto ciclo por el club de Montevideo, donde debutó en Primera y, además, es el capitán.

Por eso, al ser el símbolo del equipo, se animó a hacerle la curiosa propuesta a los dirigentes. Y no hubo nada de acuerdo de palabra. La cláusula quedó rubricada en el contrato luego de la aprobación de la Asamblea de Socios y cuenta con la firma del presidente del club, Miguel Romero, el secretario, Sergio Romero y el jugador, Santiago López, según publicó el sitio uruguayo Garra.

Santiago Bigote López firma su contrato.

Santiago Bigote López firma su contrato.

“Si durante la extensión de este contrato, el grupo musical Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota o el solista Carlos Alberto Solari —más conocido como el Indio Solari— ejecutan conciertos, el futbolista queda autorizado a ausentarse, previa comunicación escrita al cuerpo técnico con copia a la coordinación deportiva y comisión directiva a los efectos de tomar los correspondientes recaudos”, reza el punto cuatro del contrato de Bigote López.

El detalle del contrato de Santiago López con Villa Española.

El detalle del contrato de Santiago López con Villa Española.

López surgió de Villa Española, pero también jugó en Rentistas, Tacuarembó, Wanderers, Juventud y Bella Vista. Además, pasó por Suchitepéquez y Municipal, ambos del fútbol guatemalteco. En total suma 131 partidos con 41 goles.

Ahora, tras estar unos meses alejado del fútbol, decidió pegar la vuelta a Villa Española, que juega en la Segunda División Profesional y atraviesa importantes dificultades económicas. Tan compleja es la situación del equipo que hace de local en el estadio Obdulio Varela que tanto el cuerpo técnico como los jugadores del equipo cobrarán el sueldo mínimo.

Solari, ya separado desde hace tiempo de los Redondos, dio su último show el 11 de marzo de 2017 en Olavarría, donde dos personas murieron y decenas resultaron heridas como consecuencia de la falta de controles en los ingresos y el hacinamiento. Por este recital, hay una causa judicial abierta aunque el músico finalmente quedó sobreseído. 

El año pasado, Solari (70) publicó su quinto trabajo como solista: “El ruiseñor, el amor y la muerte”. Con algunos problemas de salud y tras el accidentado último recital, habrá que ver si Bigote López podrá ejecutar la cláusula. O si sólo se trata de una expresión de deseo.

MFV