Investigan la muerte de un preso en una comisaría de La Matanza: sospechan que pudo haber sido por coronavirus

Investigan la muerte de un preso en una comisaría de La Matanza: sospechan que pudo haber sido por coronavirus

Alarcón había fallecido dentro del calabozo número uno en la Comisaría 1ra de San Justo, en La Matanza, zona oeste del conurbano.
Alarcón había fallecido dentro del calabozo número uno en la Comisaría 1ra de San Justo, en La Matanza, zona oeste del conurbano.

Este domingo por la mañana, los compañeros de celda de Emiliano Alarcón Amilcar, de 22 años, lo quisieron despertar. Pero no respondió. No era la primera vez que Alarcón se sentía mal, ya había sido hospitalizado en tres ocasiones previas con síntomas similares al coronavirus. Entonces, llamaron a los efectivos para comunicarles lo que sucedía. Ellos también lo intentaron, pero tampoco hubo reacción. Se acercaron y no respiraba. Inmediatamente llamaron a los médicos. Pocas minutos después se verificó que Alarcón había fallecido dentro del calabozo número uno en la comisaría 1ra de San Justo, en La Matanza, zona oeste del conurbano.

Los investigadores después de cotejar su reciente historial clínico, en los cuales, según dijeron a Infobae, el preso había presentado una serie de síntomas que resultarían similares a los del COVID-19, pidieron que se le realice el hisopado correspondiente para descartar todas las hipótesis. Aún están a la espera del resultado del examen.

“Procedemos a informar la presunción como caso sospechoso de COVID-19 al cuerpo remitido de la morgue. Dicha presunción se basa en las constancias médicas incompletas y demás documentaciones aportadas donde se solicita asistencia médica del fallecido. De donde se puede deducir que el causante presentaba desde el 20 de marzo cuadro con la siguiente sintomatología: fiebre, cefalea, vómitos, debilidad muscular, malestar general. Estos síntomas son enumerados en la actualización de COVID -19”, informaron los investigadores.

Según las fuentes judiciales, Alarcón presentaba complicaciones de salud desde el mismo día que comenzó a regir el decreto de la cuarentena obligatoria. El joven había sido detenido acusado de un homicidio y se encontraba arrestado en la comisaría 1ra de San Justo, en la celda uno, desde octubre pasado.

La primera vez que Alarcón fue hospitalizado por presentar aquellas dolencias fue el 22 de marzo. Había sido enviado a la Clínica “Sakamoto”, en Rafael Castillo, en La Matanza. Luego, el 28 y el 31 de ese mes, también tuvo que ser hospitalizado en el Policlínico de San Justo con patologías similares. Según sostuvieron fuentes judiciales, en la comisaría no se realizó el protocolo ante posibles casos de COVID-19. Y el preso regresó a su celda hasta que ayer murió.

Los voceros explicaron que dentro de la comisaría -cuando se tomó conocimiento de su muerte- se llamó al cuerpo médico y luego a la Justicia. El fiscal del caso inmediatamente se hizo presente en el lugar, tomó entrevistas con sus compañeros de calabozo y ordenó el traslado del cuerpo a la morgue judicial del Departamento Lomas de Zamora. En paralelo llevó a cabo en el lugar distintos peritajes.

Alarcón estaba preso desde octubre, por lo que si el resultado da positivo, se habría contagiado estando detenido. La causa quedó a disposición del Juzgado de Garantía Nª1 de La Matanza.

“No hubo hechos violentos en la comisaria en el último periodo”, sostuvieron fuentes policiales, descartando esa causa de muerte.

Además, según pudo saber Infobae de fuentes judiciales, los familiares dijeron que el joven jamás había tenido problemas de salud. Que los únicas descompensaciones que tuvo fueron las que sufrió mientras estuvo detenido. De este modo, se investigarán a todos los médicos que lo habían atendido antes de su muerte.

Presos y el coronavirus

La pandemia obligó al sistema de cárceles de la provincia de Buenos Aires regido por el Servicio Penitenciario Bonarense y el Ministerio de Justicia de Julio Alak a medidas extraordinarias de higiene y control. El Ministerio comunicó en las últimas semanas que casi la totalidad de los 45 mil presos en su sistema sobrepoblado aceptaron renunciar a que sus familias los visiten en medio del anuncio de compras masivas de barbijos y jabón. En el penal de Bahía Blanca, tres jóvenes detenidos improvisaron un rap en video para concientizar a los otros detenidos sobre los cuidados necesarios para no esparcir la pandemia.

Por otro lado, en Santa Fe se hicieron distintos motines. Como la reyerta entre internos en la cárcel de Coronda y un fuerte disturbio en un sector del penal de Las Flores -ambos de la provincia de Santa Fe- finalizó con cinco muertos, dos de ellos calcinados.

Seguí Leyendo:

Motines en varias cárceles por el coronavirus: hay un muerto en Santa Fe

Motines en Santa Fe: confirmaron cinco muertos por los incidentes en los penales de Coronda y Las Flores

Fuente: Infobae