HRW llama a proteger los derechos humanos durante las negociaciones intraafganas

HRW llama a proteger los derechos humanos durante las negociaciones intraafganas

La organización Human Rights Watch (HRW) llamó este sábado, con el inicio de las conversaciones de paz intraafganas en Doha, a no pasar por alto los derechos humanos adquiridos en Afganistán desde la caída del régimen talibán en 2001. EFE/EPA/AFGHANISTAN STATE MINISTRY FOR PEACE
La organización Human Rights Watch (HRW) llamó este sábado, con el inicio de las conversaciones de paz intraafganas en Doha, a no pasar por alto los derechos humanos adquiridos en Afganistán desde la caída del régimen talibán en 2001. EFE/EPA/AFGHANISTAN STATE MINISTRY FOR PEACE (AFGHANISTAN STATE MINISTRY FOR P/)

Kabul, 12 sep (EFE).- La organización Human Rights Watch (HRW) llamó este sábado, con el inicio de las conversaciones de paz intraafganas en Doha, a no pasar por alto los derechos humanos adquiridos en Afganistán desde la caída del régimen talibán en 2001.
“Los afganos que han soportado décadas de violencia y abusos merecen más que promesas vagas de defender los derechos humanos”, afirmó en un comunicado la directora para Asia de HRW, Patricia Gossman, poco antes del inicio de las conversaciones en Catar.
Tras el histórico acuerdo alcanzado el pasado 29 de febrero en Doha entre Estados Unidos y los talibanes, ahora es el turno de que insurgentes y representantes del Gobierno afgano y otros sectores de la sociedad civil comiencen en el mismo lugar unas negociaciones de paz que pongan fin a casi dos décadas de guerra en Afganistán.
Gossman subrayó que a pesar del deseo compartido por todos de poner fin a esta cruenta guerra, “todos los participantes en cualquier futuro gobierno afgano deben comprometerse con las instituciones y los procesos para defender los derechos de las mujeres y una prensa libre, poner fin a la tortura bajo custodia y garantizar justicia por los abusos cometidos”.
A diferencia de lo que sucede en el bando talibán, el equipo negociador de 21 miembros enviado por Kabul lo integran también cuatro mujeres, que tendrán como uno de sus principales objetivos la salvaguarda de los derechos alcanzados por las mujeres desde la caída de los talibanes, que durante su régimen sacaron a las niñas de las escuelas y relegaron a las esposas al interior del hogar.
HRW destacó que en las amplias áreas de Afganistán controladas por los talibanes, aunque ha habido “algún progreso” en el acceso de las niñas a la educación, “las mujeres tienen poca o ninguna oportunidad de participar en la vida pública”.
Además la libertad de expresión y los medios de comunicación están estrictamente controlados, y “si bien los talibanes han revocado algunas de las medidas más duras que impusieron en el pasado, sigue siendo difícil y peligroso para la gente hablar abiertamente o expresar objeciones”, señaló Gossman.
La organización advirtió además que aunque en Afganistán se han alcanzado desde 2001 avances legales y constitucionales en favor de la protección de los derechos humanos, incluidos libertad de expresión e igualdad de género, el acceso a la justicia sigue siendo complicado.
HRW insiste en la necesidad de no otorgar amnistías generales que eviten que miembros de las fuerzas de seguridad y de los talibanes comparezcan ante la justicia por graves violaciones de los derechos humanos, como tortura, abusos sexuales o ejecuciones extrajudiciales.
“Para que un acuerdo sea sostenible, un futuro gobierno afgano deberá brindar seguridad, tolerar la disidencia, respetar los derechos de las mujeres y llevar ante la justicia las violaciones graves de los derechos humanos”, concluyó Gossman.

Fuente: Infobae