Gran Bretaña fija fecha para participar de los comicios europeos

Gran Bretaña fija fecha para participar de los comicios europeos

Gran Bretaña participará en las elecciones europeas del 23 y 26 de mayo si consigue el miércoles en la cumbre europea “una extensión al artículo 50”, que podría ir más allá del 30 de junio “flexible” que solicitó .Los líderes europeos le ofrecerían un año, con fuertes condiciones de “no injerencia” en las cuestiones de la Unión Europea (UE), como el presupuesto y sus reformas, y “sincera cooperación”.

Al menos si este drama no termina en un drástico No Acuerdo o un No Brexit, con una unilateral presentación británica de revocación del artículo 50 anulando el divorcio europeo. Si no hay acuerdo, Gran Bretaña se irá el viernes próximo de la UE. Francia y Bélgica prefieren un No Acuerdo y que se vayan para no interferir la campaña de las elecciones europeas amenazadas por los Brexitiers, las reformas políticas y económicas de la Unión, incluido su propio ejército, que los británicos han bloqueado sistemáticamente.

La convocatoria a elecciones europeas enfureció a los Brexitiers, quienes pidieron en la tarde del lunes al Comité 1922, la máxima autoridad partidaria conservadora, echar a Theresa May de su cargo. Su propuesta de “votos indicativos de confianza” para sacarla fue rechazada”‘ por ahora”. La rebelión continúa. “El problema es usted”, le dijeron a la primera ministra.

Discusiones. Integrantes de la bancada conservadora dejan el 10 de Downing Street, sede del gobierno británico (AP).

Discusiones. Integrantes de la bancada conservadora dejan el 10 de Downing Street, sede del gobierno británico (AP).

El gabinete de Theresa May informó a los candidatos a legisladores europeos que “deben prepararse para participar” y preguntó a otros potenciales candidatos si estaban dispuestos a serlo.

Las elecciones europeas, que eligen diputados para el Parlamento europeo en Bruselas y Estrasburgo, eran una de las “líneas rojas” que la primera ministra no quería cruzar. No sólo para no enfurecer aún más a los Brexitiers sino para no traicionar la decisión del referéndum del 2016. Estos comicios siempre han sido vistos con indiferencia y abstención en Gran Bretaña. Pero hoy todo ha cambiado. En el reino y en la UE tendrán la importancia de un referéndum por el populismo creciente en el continente y la crisis de divorcio entre Gran Bretaña y la Unión. Para evitarlas, Theresa May debe hacer pasar su acuerdo con los laboristas el 12 de abril y aprobar toda su legislación parlamentaria antes del 23 de mayo, cuando se producen las elecciones. No hay muchas posibilidades de que eso ocurra.

Mirá también

Las negociaciones con el laborismo para conseguir un acuerdo, ante la imposibilidad de que pase por cuarto vez el de Theresa May, están empantanadas. Jeremy Corbyn, líder laborista, admitió el lunes que “el gobierno no ha hecho aun una oferta para aprobar una unión aduanera” ni se mueve de sus “líneas rojas”. Faltan menos de 48 horas para que Europa decida la suerte británica y el reino no tiene un plan que ofrecer por la guerra civil entre los conservadores.

Un día antes de la cumbre Europea que va a decidir la suerte de Gran Bretaña y el Brexit, la primera ministra Theresa May viajará mañana a Berlín y a Francia para una reunión de emergencia con la canciller Ángela Merkel y el presidente Emmanuel Macron. Sin acuerdo parlamentario ni laborista, May va a hacer este “pas de deux” franco- alemán para salvar al reino del No Brexit , que está auspiciando Emmanuel Macron.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, organizó este encuentro. Fue luego de que la canciller Ángela Merkel viajara a Irlanda y al borde de la frontera con Irlanda del Norte el pasado viernes. Regresó preocupada y convencida de que Irlanda será dañada por un No Brexit tumultuoso y ella no quiere humillar a los británicos.

Irlanda prefiere una larga extensión, con la que no coincide el presidente Macron. Teme que el rol de los Brexitiers sea perturbar “desde adentro”. Por eso quiere hechos determinantes,como referéndum o nuevas elecciones británicas.La decisión se tomará entre “los seis grandes europeos” en una reunión preliminar el miércoles en Bruselas. El primer ministro irlandés Leo Varadkar sugirió que “ningún país europeo va a usar el veto para impedir una extensión larga del artículo 50”, que establece el divorcio entre Gran Bretaña y el reino.

Mirá también

Todo esta extraña lógica esta amenazada por la ley Cooper-Letwin, que se está discutiendo en la noche del lunes a toda velocidad en la Cámara de los Comunes, luego de pasar como una ráfaga por la Cámara de los Lores, que la modificó. Fuerza a la primera ministra a demorar el Brexit para evitar un No Acuerdo. Bajo los nuevos términos, los diputados podrán decirle a la primera ministra Theresa May cuán larga es la extensión que ella debe pedir a la Unión Europea.

Pero no podrán disputar la fecha que resuelva la cumbre de Bruselas y mandar a la premier a negociar otra vez. Theresa May ha decidido que no se irá Gran Bretaña por su propia decisión sin acuerdo de la UE porque el Parlamento ha votado en contra de esta posibilidad.