Fuerte dispositivo policial para desalojar el último símbolo "okupa" Berlín

Fuerte dispositivo policial para desalojar el último símbolo "okupa" Berlín

EFE/EPA/FILIP SINGER
EFE/EPA/FILIP SINGER (FILIP SINGER/)

Berlín, 9 oct (EFE).- Un fuerte dispositivo policial inició esta mañana en Berlín el desalojo de la casa ocupada conocida como “Liebig 34”, en el barrio de Friedrichshain, convertido en uno de los últimos símbolos del movimiento “okupa” de la capital alemana.
Las autoridades de Berlín han previsto un despliegue de hasta 1.500 agentes para la operación, que empezó a las 05.00 GMT de este viernes, después de que la noche pasada se concentraran varios centenares de jóvenes en las inmediaciones del edificio. Los alrededores de la casa han quedado cerrados al tráfico.
La Policía procedió en primer lugar a liberar los accesos al edificio, que habían precintado los ocupantes con diversos objetos, cadenas soldadas, andamios y mobiliario diverso. Dos horas después sacaron del interior, por la fuerza, a varios ocupantes.
Se estima que la operación llevará varias horas y se desconoce cuántas personas están en el interior del edificio. Con el inicio del operativo policial empezaron también los conatos de disturbio entre los grupos de jóvenes que permanecían en las inmediaciones de la casa, detrás del cordón policiales, algunos de ellos enmascarados.
Según la radiotelevisión pública berlinesa RBB, se han practicado ya algunas detenciones tras producirse lanzamientos de botellas y otros objetos contra los agentes.
El “Liebig 34” es una de las últimas casas ocupadas por la zona y un símbolo para la izquierda radical berlinesa. Tras un periodo en que se regularizó su situación, el colectivo vio cancelado su contrato de arriendo hace dos años. Empezó un tira y afloja administrativo en defensa de lo que los ocupantes considera “su casa”, uno de los distritos más afectados por la especulación inmobiliaria de Berlín.
OPERATIVO DIFICULTADO POR LA PANDEMIA
El desalojo se produce finalmente en medio de las nuevas restricciones impuestas por la pandemia y con el distrito afectado incluido en las llamadas “zonas de riesgo” por la alta incidencia de contagios.
En la categoría de zonas de riesgo entran los distritos en que se superan los 50 contagios por 100.000 habitantes en 7 días, según la norma del Robert Koch Institut (RKI), competente en la materia en el país.
En Berlín se superó ayer ese límite para situarse en una media sobre los 52 contagios por siete días y 100.000 habitantes. En los distritos con mayor incidencia, como el populoso Neukölln, el nivel es de 133 contagios. En el multiétnico Friedrichshain-Kreuzberg, el nivel es de 58,9.
A esa situación se junta que esta noche entrarán en vigor en todo Berlín las nuevas medidas acordadas por sus autoridades. Los bares y restaurantes permanecerán cerrados entre 23.00 y las 06.00, horario en el que queda prohibida la venta de alcohol y los grupos de más de cinco miembros -ampliable a más, en el caso de personas que convivan en uno o hasta dos hogares.

Fuente: Infobae