Enero financiero: terminó un mes con riesgo país y dólar en alza, caída de acciones y nervios por el posible default bonaerense

Enero financiero: terminó un mes con riesgo país y dólar en alza, caída de acciones y nervios por el posible default bonaerense

Foto de archivo de una mujer con un manojo de billetes de 100 dólares en Buenos Aires, Argentina. Ago 28, 2018. REUTERS/Marcos Brindicci
Foto de archivo de una mujer con un manojo de billetes de 100 dólares en Buenos Aires, Argentina. Ago 28, 2018. REUTERS/Marcos Brindicci (Marcos Brindicci/)

Los mercados terminaron ayer en baja el último día del primer mes completo de gestión de Alberto Fernández, dominados por la incertidumbre sobre el inminente desenlace de la saga del BP21, el bono bonaerense que podría llevar al territorio que gobierna Axel Kicillof al default, y el nerviosismo de los mercados internacionales sobre el alcance y los efectos del coronavirus, el virus que ha prácticamente aislado a China, la segunda economía más grande del mundo y principal motor del crecimiento global. Finalmente, también hubo impacto por el Brexit por el cual Gran Bretaña, sede de la segunda plaza financiera mundial, dejará la Unión Europea.

El riesgo-país, medido por el índice EMBI (Emerging Market Bond Index) del banco JP Morgan, subió 54 puntos y cerró el mes en 2.090 básicos, consecuencia de una caída promedio de 0,5% de los bonos en el mercado extrabursátil. En particular, el BP21, el bono cuya segundo vencimiento de capital la provincia de Buenos Aires debía afrontar el 26 de enero y cuya resolución está aún en veremos, cayó a poco más de la mitad de su valor nominal.

La bolsa porteña, medida por el índice S&P Merval cayó 0,72%, cerrando en 40.105 puntos, en tanto el dólar “contado con liquidación”, una de las cotizaciones alternativas, cerró en 85,60 pesos, consolidándose por arriba del “dólar solidario”, de 82 pesos, que surge de la cotización para operaciones de comercio exterior más el 30% de impuesto sobre las compras de divisas que el gobierno impuso en diciembre a través de la ley de emergencia. En tanto, el dólar libre, cotizó entre $76,25 y 75,75.

Termómetros

A lo largo del mes, el humor de los mercados se manifestó en la cotización de los dólares alternativos, el precio de los bonos y su reflejo, el riesgo-país, puntuada por las alternativas en torno del bono bonaerense, la cotización de las empresas argentinas en el Merval y la valuación los American Depository Receipts (ADRs) de empresas argentinas en Wall Street.

El 2 de enero, primer día hábil del mes y del año, el riesgo-país registró 1.833 puntos; aún dominaba la positiva reacción de los mercados al ajuste fiscal que el gobierno había logrado hacer sancionar rápidamente por el Congreso. Ni siquiera el anuncio de Buenos Aires, el 14 de enero, logró sacar el riesgo país de una franja entre los 1.800 y los 1.850 puntos, hasta que el 21 de enero el ministro de Economía, Martín Guzmán, anunció en conferencia de prensa que la Nación estaba “coordinada” con Buenos Aires en la estrategia de deuda y, en Davos, su mentor académico, Joseph Stiglitz, le dijo a su selecta audiencia global que quienes tenían bonos argentinos debían esperar un “recorte significativo” de sus acreencias.

Raid

Ahí comenzó un raid que llevó el riesgo-país a un pico de 2.150 puntos el lunes 27 de enero, a partir del cual zigzagueó durante la última semana para cerrar el mes en 2.089 puntos.

El dólar-bolsa comenzó el mes en $75,50 y tuvo un recorrido alcista, con ligeras oscilaciones, hasta cerrar el mes en 83,62 pesos, por sobre la cotización invariable del dólar “solidario”. El dólar-libre, en tanto, subió de 75,65 a 79 pesos y el “contado con liquidación”, que permite hacerse de dólares en el exterior vendiendo acciones de empresas argentinas con cotización en Wall Street y había cerrado 2019 por debajo de 75 pesos, cerró enero en torno a $85,60.

En la bolsa local, hubo grandes diferencias entre empresas: desde un aumento de 20,7% en la cotización de Cablevisión hasta una caída de 17,9% en Bolsas y Mercados Argentina (BYMA). De 19 cotizaciones, 11 registraron caídas y 8 bajas, para un promedio general de retroceso de 3,3% del índice Merval.

Fuente: Rava
Fuente: Rava

Pero sin dudas la peor nota del mercado al primer mes de Alberto Fernández fue la evolución de los ADRs de las empresas argentinas. De 19 empresas, 13 tuvieron caídas de dos dígitos, “lideradas” por Central Puerto con una baja del 24,5% e Irsa, que cedió 24%. La primera es del sector energía, afectada por el congelamiento de hidrocarburos y combustibles, la segunda, del sector inmobiliario, afectada por un largo parate.

También sufrieron fuertes caídas los ADRs del banco Supervielle (-21,5%), Cresud (- 20%), Pampa Energía (-19,8%) e YPF (-19,4%). Las únicas empresas cuyos ADRs subieron fueron dos “unicornios”, y lo hicieron en gran estilo: Despegar aumento 9,3% y Mercado Libre nada menos que 15,9%.

Seguí leyendo:

No queremos un default bajo ningún concepto, afirman desde el gobierno de Axel Kicillof

Fuente: Infobae