El peronismo busca dar muestra de unidad: juntó a varios precandidatos a gobernador pero dejó afuera a Sergio Berni

El peronismo busca dar muestra de unidad: juntó a varios precandidatos a gobernador pero dejó afuera a Sergio Berni

La mayoría de los precandidatos a gobernador bonaerense del peronismo kirchnerista se reunieron este sábado en Avellaneda para intentar sellar la unidad del espacio con dos objetivos: no competir en una PASO y dar una señal al peronismo que especula con sumarse a último momento.

En el plano formal el acto fue para inaugurar la pileta olímpica de Avellaneda. El anfitrión fue el intendente Jorge Ferraresi, ungido por la senadora Cristina Kirchner como el articulador para poder empezar a definir la unidad en torno a una sola fórmula del espacio para la gobernación.

Bajo la consigna #UnidosPorLaProvincia, estuvieron varios intendentes que se autopostulan para competir por el sillón de María Eugenia Vidal. Martín Insaurralde, de Lomas de Zamora; Verónica Magario, de La Matanza; Francisco “Paco” Durañona, de San Antonio de Areco; también diputados que se inscribieron en la carrera hacia La Plata como Fernando Espinoza y Axel Kicillof; y precandidatos presidenciales como Daniel Scioli, Felipe Sola; además de Máximo Kirchner en calidad de postulante a primer candidato a diputado nacional por la Provincia.

Hasta el sur del conurbano bonaerense se movilizó militancia del Movimiento Evita, la CTEP y distintas agrupaciones peronistas y kirchneristas de la Provincia y varios intendentes que buscarán la reelección en sus distritos, como Walter Festa (Moreno), Mario Secco (Ensenada), Mariano Cascallares (Almirante Brown) o Fernando Gray (Esteban Echeverría) presidente del PJ Bonaerense. 

“Este gobierno nos está cambiando las reglas electorales de acuerdo a lo que le conviene. La gobernadora (María Eugenia) Vidal quiso adelantar las elecciones para despegarse de (Mauricio) Macri y no pudo. Quiso sacar las PASO y no lo logró, y ahora por decreto eliminó las colectoras a semanas del cierre de listas“, aseguró Gray a la agencia Télam.

Mirá también

“Acá estamos los que estamos unidos, es la unidad de los unidos, pero tenemos que ir por muchos más para ganar las elecciones, cada uno de ustedes nos tienen que ayudar en convencer a la gente que está destruida por lo que estamos viviendo, de que se puede salir de esa destrucción y que se puede empezar de nuevo como tantas veces ya lo hizo el peronismo. Por supuesto que lo vamos a hacer, hay que tener confianza de que vamos a tener un gobierno ordenador, austero, liberador de este coloniaje que nos está matando”, señaló Felipe Solá desde el escenario.

“Nosotros tenemos plena conciencia del deseo de la unidad, ahora la tenemos que construir, la tenemos que seguir ampliando y ampliando para ganar y devolverle la esperanza al pueblo argentino, al pueblo bonaerense y al pueblo de Avellaneda”, agregó.

Mirá también

Durante el encuentro la idea de unidad fue la contracara de lo que ocurrió en 2015 cuando Aníbal Fernández y Martín Sabbatella derrotaron a Julián Domínguez y Fernando Espinoza en una PASO repleta de denuncias, cruces y escándalo. Es más, hasta el día de hoy hay sospechas del lado perdedor sobre el recuento de votos. 

En el Polideportivo de Villa Dominico, de Avellaneda el peronismo organizó el acto "Unidos por la Provincia", con la participación de precandidatos a presidente y a gobernador de la provincia de Buenos Aires.

En el Polideportivo de Villa Dominico, de Avellaneda el peronismo organizó el acto “Unidos por la Provincia”, con la participación de precandidatos a presidente y a gobernador de la provincia de Buenos Aires.

Esa interna, creen en el PJ bonaerense, mostró un espacio con fracturas y terminó fortaleciendo a María Eugenia Vidal, que terminó ganando la gobernación en un resultado que muchos etiquetaron como el batacazo que posicionó definitivamente a Mauricio Macri como ganador del balotaje presidencial.

La unidad es ahora, a tres años y medio de esa caótica PASO, la consigna. Pero también tiene sus asteriscos de aclaraciones al margen, porque la idea de reunir a todos en torno a una sola candidatura a la gobernación no fue tan amplia.

Uno de los únicos que se lanzó oficialmente como precandidato, el senador provincial Sergio Berni, no fue invitado al acto y a otros dirigentes como Durañona no los pusieron en la foto oficial de precandidatos.

Más allá de esas diferencias, dejaron en claro que no quieren repetir la experiencia de las Primarias de 2015, que desató una guerra entre Julián Domínguez y Aníbal Fernández y terminaron perdiendo la Provincia de Buenos Aires después de 28 años.