El Parlamento boliviano censura a dos ministros que deberían dejar el cargo

El Parlamento boliviano censura a dos ministros que deberían dejar el cargo

En la imagen un registro del ministro interino de Gobierno de Bolivia, Arturo Murillo, en Washington DC (EE.UU.) EFE/Shawn The
En la imagen un registro del ministro interino de Gobierno de Bolivia, Arturo Murillo, en Washington DC (EE.UU.) EFE/Shawn The (EFEI0023/)

La Paz, 14 oct (EFE).- El Parlamento boliviano, con mayoría del Movimiento al Socialismo (MAS) de Evo Morales, dispuso este miércoles la censura legislativa de dos ministros del Gobierno interino, que obliga a que se los aparte del cargo.
“Esperamos que la presidenta de transición, Jeanine Áñez, haga cumplir esta destitución inmediata”, declaró a los medios la presidenta del Senado, Eva Copa.
Los ministros interinos de Gobierno (Interior), Arturo Murillo, y de Educación, Víctor Hugo Cárdenas, debían responder a una convocatoria más del Legislativo para informar sobre temas como la supuesta compra irregular de equipos antidisturbios para la Policía y la suspensión del año escolar, respectivamente.
Copa mencionó que Murillo se excusó de asistir presentando una nota “injustificada”, ya que refiere que debe participar en la recepción de diplomáticos que llegan a Bolivia para acompañar los comicios generales de este domingo, “cuando este es el trabajo de la Cancillería”.
En tanto que Cárdenas “ha preferido un almuerzo” en su despacho en vez de cumplir un informe al Parlamento y justificarse con una nota “infundada”, complementó Copa.
La presidenta del Senado anunció que la notificación de esta decisión se realizará este jueves al Ejecutivo de transición, que ahora debe cumplir con el procedimiento que impone la Constitución del país.
La parlamentaria de Unidad Demócrata (UD) Lourdes Millares consideró durante un discurso en el hemiciclo legislativo que esta acción se trata de una “desestabilización democrática”, provocada por “la bronca, por el odio y el revanchismo” del MAS.
Arturo Murillo publicó en Twitter que “hasta que la asamblea (del MAS) no pida perdón al pueblo boliviano por el fraude que hizo el ‘masismo’, no tiene autoridad moral para llamar a ningún funcionario”.
Estas fricciones entre el Parlamento y el Gobierno interino han sido una constante desde que la presidenta interina Jeanine Áñez asumió la presidencia en noviembre del año pasado.
Las tensiones derivaron en una especie de fuego cruzado con acusaciones como el bloqueo de leyes y créditos de parte del Legislativo y acciones fuera de la ley achacadas al poder Ejecutivo.
En marzo pasado, el Parlamento censuró al ministro interino de Defensa, Luis Fernando López, provocando su alejamiento del cargo, pero a las pocas horas Áñez lo nombró de nuevo cabeza de esa repartición de Estado.
A partir de esto, el Legislativo en el que el MAS de Morales tiene mayoría ha propuesto una ley que reglamenta la censura, pero que todavía se mantiene en revisión constitucional.
Recientemente, el Parlamento objetó la designación del Procurador del Estado, Alberto Morales, por lo que se vio obligado a dejar el cargo, pero este miércoles Áñez volvió a nombrar al destituido funcionario en el mismo puesto.

Fuente: Infobae