El emisario de la ONU en Libia Ghassan Salamé informó su renuncia

El emisario de la ONU en Libia, Ghassan Salamé, anunció el lunes en su cuenta personal Twitter su renuncia por “razones de salud” luego de tres años en el cargo.

“Debo reconocer que mi salud no me hace posible ya soportar tanto estrés, y entonces pedí al secretario general (de la ONU) liberarme de mis funciones”, escribió el diplomático libanés.

Una fuente allegada a Salamé confirmó a la AFP el anuncio, sin dar más detalles.

“Traté de unir a los libios y reducir la injerencia extranjera” en ese país, agregó el diplomático libanés, que deseó “la paz y la  estabilidad” en Libia.

Salamé fue nombrado el 22 de junio de 2017 por el secretario general de la ONU Antonio Guterres como su nuevo representante especial y jefe de la Misión de apoyo de Naciones Unidas en Libia (Manul), para suceder al alemán Martin Kobler.

Desde 2015, dos autoridades rivales se disputan el poder en Libia: el Gobierno de unión nacional (GNA), reconocido por la ONU y con sede en Trípoli, y un poder encarnado por el mariscal Jalifa Haftar en el este.

ila/hj/eg/mb

Fuente: Infobae