Ecuador está controlando la pandemia, aunque avanzan los contagios

Ecuador está controlando la pandemia, aunque avanzan los contagios

El ministro de Salud Pública de Ecuador, Juan Carlos Zevallos (izq.), visita con el presidente Lenín Moreno el pasado jueves el Centro Médico Señor de las Aguas de Colonche, en la provincia de Santa Elena. EFE/Secom
El ministro de Salud Pública de Ecuador, Juan Carlos Zevallos (izq.), visita con el presidente Lenín Moreno el pasado jueves el Centro Médico Señor de las Aguas de Colonche, en la provincia de Santa Elena. EFE/Secom (Cedida Secom/)

Quito, 9 jun (EFE).- Ecuador, uno de los países más golpeados por la COVID-19 en Latinoamérica, “está controlando” la pandemia, aunque los contagios continúan en medio de la desescalada de las restricciones de movilidad, señaló este martes a Efe el ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos.
Aseveró que han disminuido las atenciones de emergencia y las llamadas a mecanismos creados para tratar casos de la COVID-19, así como el número de fallecimientos por día.
Según el galeno, el 27 de mayo se registró el mayor pico de decesos desde que comenzó la pandemia, 194, pero ahora la cifra no supera la decena diaria.
QUITO NO LLEGARÁ A LOS NIVELES DE GUAYAQUIL
Guayaquil -considerada la “Wuhan ecuatoriana”- respira ahora otros aires, con un mejor control de la pandemia, después de que en marzo y abril fuera escenario de críticos momentos con los sistemas sanitario y funerario desbordados, y con fallecimientos en casas de salud, domicilios y hasta en las calles.
Una situación que Zevallos descarta que pueda repetirse en la capital ecuatoriana, Quito, la segunda más golpeada por la COVID-19.
En la provincia de Guayas se han registrado 14.475 casos del coronavirus SARS-CoV-2 y 1.476 decesos confirmados por la enfermedad, mientras que en la de Pichincha -cuya capital es Quito- hay 4.830 positivos y 343 fallecimientos hasta el momento, según las cifras oficiales basadas en pruebas PCR.
A diferencia de Guayaquil, Zevallos analiza que el brote en Quito ha sido “paulatino, ondulante y con picos pequeños, pero sostenidos” que han permitido una mejor reacción a la infraestructura sanitaria.
“Creo firmemente en que no se va a llegar a la situación de Guayaquil”, pues el mayor pico de contagio en Quito ya ocurrió entre el 24 y 26 de abril, sostuvo el ministro.
No obstante, aclaró que “no se puede esconder que el (actual) proceso de contagio va a ser mayor” al pasar de rojo a amarillo en el semáforo epidemiológico, que marca el paso del aislamiento al distanciamiento social, pero “nunca, jamás, como lo que vimos en Guayaquil las primeras semanas de marzo”.
Aún así, apuntó que el sistema sanitario público en Pichincha “está al límite, pero bajo control” pues hay suficiente número de camas, personal de salud y un “adecuado” número de respiradores.
Según el galeno, “en ninguna parte del país” hay una situación descontrolada y hay camas de hospitalización y de unidades cuidados intensivos, pese al aumento de la demanda.
Sólo la red del Ministerio de Salud Pública tiene a nivel nacional 1.872 camas destinadas para hospitalización por la COVID-19, cerca la mitad de ellas desocupadas, así como 435 en cuidados intensivos, con disponibilidad, ahora mismo, del 27 %, explicó.
EL “CONFUSO” MANEJO DE LOS CADÁVERES
El control de la pandemia no ha marcado el fin de la tragedia en Guayaquil, donde criminalística debió intervenir para identificar a 216 cadáveres, dijo Zevallos al descartar que se haya perdido algún cuerpo, aunque sí faltan por identificar unos treinta de ellos.
Están “todos en criminalística. No están en ningún hospital, contenedor o morgue fría”, dijo antes de comentar que tratan de identificar los cuerpos a través de pruebas de ADN o placas radiográficas pues “muchos cadáveres están descompuestos”.
“Muchos casos no fueron reclamados, en otros casos hubo confusión. En otros, lamentablemente, un empleado del Ministerio de Salud Pública dejó entrar a los contenedores a gente y entregó cadáveres”, por lo que dos personas están detenidas.
MÁS DE 11.000 CONTAGIOS EN PERSONAL SANITARIO
En el marco del control de la pandemia, el Ministerio resaltó la incorporación de nuevos profesionales de la salud, con un total de 2.794 contrataciones, de las cuales 652 están en la capital.
El Gobierno mantiene, de momento, un proceso de reclutamiento de médicos para atender los casos de la COVID-19, que se han extendido por todo el país con focos importantes también en las provincias de Manabí (2.950 casos), Los Ríos (1.808), El Oro (1.323), Santo Domingo de los Tsáchilas (1.228 positivos), Esmeraldas (1.256) y Azuay (1.090), entre otros.
En Ecuador, donde se han confirmado 43.917 casos a través de 128.175 pruebas PCR y rápidas realizadas hasta este martes, se han contagiado 11.003 integrantes del personal sanitario, según el ministro, que lamentó el deceso de 49 de ellos.
Con el recuerdo de que, incluso en semáforo rojo, hubo quienes rompieron el cerco epidemiológico, Zevallos formuló un llamamiento a la población para respetar, en el desconfinamiento, el distanciamiento social, el uso de mascarillas y lavado constante de manos, para evitar un nuevo repunte de la pandemia.
Un llamamiento que no parece tener mucho eco en las calles, donde se aprecia más circulación de vehículos, aglomeración de personas y poco distanciamiento en el transporte público, mientras voces ciudadanas han usado las redes sociales para denunciar fiestas o la realización de tornes deportivos cuando aún se mantiene la crisis.

Fuente: Infobae