Decapitó a un compañero cuando tenía 15 años, dos años después es juzgado como adulto

Decapitó a un compañero cuando tenía 15 años, dos años después es juzgado como adulto

Mathew Borges, de 15 años, asiste a su comparecencia en el Tribunal de Distrito de Lawrence en Lawrence, Massachusetts, lunes 5 de diciembre de 2016 (Foto: AP)
Mathew Borges, de 15 años, asiste a su comparecencia en el Tribunal de Distrito de Lawrence en Lawrence, Massachusetts, lunes 5 de diciembre de 2016 (Foto: AP)

El juicio en contra de Mathew Borges, un adolescente acusado de decapitar a un compañero de la escuela secundaria, comenzó el lunes. El acusado tenía 15 años cuando cometió el crimen, ahora, a la edad de 18, será juzgado como adulto ante un jurado en el Tribunal Superior de Salem, Massachusetts.

Borges está acusado del asesinato de Lee Manuel Viloria-Paulino, un compañero de clase en Lawrence. Lo decapitó y cortó sus manos tras acusarlo de haber mantenido relaciones sexuales con su novia, lo que provocó la ruptura de la pareja.

El cadáver de Viloria-Paulino fue encontrado el 1 de diciembre de 2016, a orillas del río Merrimack, en Lawrence. Fue visto con vida por última vez el 18 de noviembre de ese año, cuando Borges le dijo a la policía que habían ido a fumar marihuana juntos y de ahí se habían separado.

De acuerdo el fiscal Jay Gubitose, el acusado habría apuñalado a su víctima hasta la muerte y luego le habría cortado la cabeza y las manos para que no pudiera ser identificado.

Viloria-Paulino, la víctima (Foto: Facebook)
Viloria-Paulino, la víctima (Foto: Facebook)

“Pienso en matar a alguien y sonrío… Es lo único en lo que pienso todos los días”, dice un mensaje de texto que Borges envío a su expareja antes de cometer el crimen y que fue presentado como prueba acusatoria durante el juicio.

El fiscal ha dicho durante el juicio que Mathew Borges enfureció cuando vio a su novia sentada con Lee Manuel Viloria-Paulino en la cafetería de la escuela, lo que lo llevó a planear el asesinato de su compañero.

Durante estos días de juicio, Gubitose le ha dicho al jurado que Borges le envió a su novia el mensaje de texto en el que dijo que explícitamente que mataría a alguien.

Un día antes del asesinato, le envió otro mensaje en el que puso:”La próxima vez que me veas, mírame a los ojos porque esa es la última vez que serán así. Luego estarán muertos“.

Una de las pruebas que se ha presentado hasta el momento consiste en un video de vigilancia de la casa de un vecino de la víctima, que muestra a Paulino y Borges saliendo juntos y caminando hacia el río.

Los fiscales utilizaron el video para trazar una línea de tiempo de la última vez que Viloria-Paulino fue vista con vida. De acuerdo con las autoridades, el acusado fue atrapado en una mentira luego de que se le interrogara sobre unos cortes en las manos que tenía.

Se espera que el juicio dure un mes, tras lo cual se pasará a dictar sentencia. 

Fuente: Infobae