Coronavirus en la Argentina: intento de motín en una comisaría de Villa Caraza porque un preso presentó síntomas de COVID-19

Coronavirus en la Argentina: intento de motín en una comisaría de Villa Caraza porque un preso presentó síntomas de COVID-19

Intento de motín en una comisaría en Lanús (Infobae)

Este domingo por la tarde se dio un intento de motín en la comisaría 9na de Villa Caraza, en el partido de Lanús, zona sur del conurbano, porque un detenido que cumplía arresto dentro de un calabozo presentó síntomas de gripe. Según confirmaron fuentes de la municipalidad de ese distrito, el detenido “tuvo fiebre” y aseguraron que la seccional no estuvo nunca tomada por los presos. Esta noche se llegó a un acuerdo para que la situación vuelva a la normalidad.

Además, agregaron que personal del Ministerio de Seguridad provincial estuvo en el lugar también dialogando con los internos para apaciguar el conflicto. Las mismas fuentes sostuvieron que no fue un montín “como el que sucedió en Devoto” sino que “simplemente lo que hicieron fue una revuelta dentro de los calabozos”.

Dentro de una celda, los detenidos se filmaron frente a un celular, con barbijos, tapa bocas y cuchillos tumberos. Así, les reclamaron a las autoridades por qué nadie llevó a un centro médico a un preso con tuvo fiebre durante cuatro días. “Acá somos los pibes de la 9na planteandole la situación a la policía que no nos quiere dar el protocolo de salud. Acá hubo un muchacho que estuvo tirado durante cuatro días en la cama y el taquero no hizo nada”, reclamó uno de los detenidos en el video que rápidamente se viralizó.

El joven hacía hincapié en su compañero de celda que estuvo con fiebre y según su reclamo ninguna autoridad policial ni municipal se hizo responsable del tema. El miedo de los presos rondaba en que si el el joven tenía coronavirus ninguna autoridad implementó ningún protocolo para cuidar que ellos no se lo contagien, sino todo los contrario.

Ni siquiera se cumplió el protocolo. Acá nosotros queremos que se cumplan los derechos. Estamos privados de nuestra libertad, pero queremos nuestros derechos. Somos personas, no animales”, resumió el preso que lleva la voz del grupo.

La situación apareció unas semanas después de que el conflicto en las cárceles del país pareciera estar más controlado, después de la polémica que se dio con los pedidos de morigeraciones de las penas para descomprimir los penales, que se encuentran en una situación de hacinamiento a lo largo del país.

Captura del video que se viralizó en redes
Captura del video que se viralizó en redes

El clima dentro de los penales de todo el país parecía estar distendido una vez que el miércoles pasado, los presos de la cárcel de Devoto y las autoridades llegaron a un acuerdo tras el violento motín de unas semanas atrás. En una mesa de diálogo de la que participó el gobierno nacional, el Servicio Penitenciario y los representantes de los pabellones involucrados, se comprometieron a retomar el funcionamiento normal de establecimiento en todos los aspectos de seguridad, alojamiento y disciplina.

De este modo, la idea de cerrar un acuerdo en Devoto era apaciguar por completo el conflicto en las cárceles. Cuestión que parecía haber funcionado hasta hoy que apareció este nuevo conflicto. Sin embargo, ya logró mitigar.

En Devoto se acordaron 7 puntos concretos:

1) Conformar un grupo de trabajo que aborde la temática penitenciaria en forma “integral”, fuera de este contexto pero que trabajaría en paralelo con esta mesa de diálogo, sumando distintos actores sociales y representación del colectivo de personas privadas de la libertad más allá de las ya asumidas representaciones del Estado.

2) Dar por concluido el “conflicto/reclamo colectivo” iniciado el 24 de abril y a raíz de esto todos los actores de esta mesa de diálogo deben arbitrar los medios necesarios para retomar el normal funcionamiento del establecimiento en todos los aspectos de seguridad, alojamiento y disciplina con los recaudos de profilaxis en virtud de la pandemia declarada.

3) Mantener el compromiso de continuar y reforzar el mejoramiento de las condiciones de higiene, salud, prevención del COVID-19 (siguiendo los protocolos del Ministerio de Salud de la Nación, SPF y OMS) y en la alimentación como fuera asumido.

4) Trabajar en el mejoramiento de los criterios criminológicos e informes que elabora la autoridad penitenciaria.

5) Mantener la periodicidad de las reuniones de esta mesa de diálogo donde se pondrá en conocimiento de los integrantes del avance de los trabajos realizados en diferentes áreas y que fueran objeto de las solicitudes de los representantes de los internos.

6) Mantener el compromiso asumido respecto de la evitación de traslados como consecuencia de los hechos ocurridos el viernes 24 de abril.

7) Los representantes de los pabellones ofrecen colaborar con las refacciones y/o reparaciones edilicias en lugares de alojamiento como así también presentaron un proyecto denominado “Ayuda Humanitaria” para la confección de productos de higiene y salud en el marco de la pandemia.

El motín estalló el 24 de abril cuando un grupo de detenidos se reveló exigiendo medidas por el coronavirus: “Pedimos hisopado para toda la población. No nos condenaron a muerte, nos condenaron a las penas que estamos pagando. No pedimos escaparnos, no queremos que nos maten, pedimos salud y el derecho a la vida. No queremos que nos encierren para morir como ratas, no queremos morir”, remarcaron.

Todo comenzó unos días previos, cuando se confirmó que un agente del SPF con rango de subayudante dio positivo por coronavirus y, a raíz, de eso, sacaron a cuatro presos para hacerles test porque tenían síntomas compatibles.

Seguí leyendo

Fin del conflicto en la cárcel de Devoto tras el violento motín: los siete puntos del acuerdo firmado entre los presos y las autoridades

Fuente: Infobae