Con el alza del dólar se desacelera el crecimiento de los depósitos

Con el alza del dólar se desacelera el crecimiento de los depósitos

El Banco Central presentó su informe mensual y anunció que en marzo sobrecumplió la meta de crecimiento cero de la base monetaria en $ 29.000 millones. El promedio de la base de marzo fue de $1.314 mil millones

El mes pasado ante el repunte del dólar y la evidencia de que la inflación aun se mantiene en la zona del 4% mensual, el Central anunció que extendería hasta diciembre su compromiso de mantener en cero la expansión de la base monetaria.

Como contrapartida, la tasa de interés de referencia subió con fuerza y recuperó todo el camino desandado durante enero y febrero. Durante marzo, la tasa de las Leliq aumentó 18 puntos porcentuales y se ubicó en 68,2% a fin de mes. En el segmento de depósitos a plazo de mayores montos, la tasa de bancos privados finalizó en 48,9%, 10,6 puntos por arriba del cierre de febrero.

Mirá también

Los depósitos a plazo en pesos del sector privado aumentaron 1,5% en términos nominales respecto a febrero y acumularon un crecimiento de 72% en los últimos 12 meses. El dato muestra que las colocaciones comenzaron a desacelerarse en un mes en el que el dólar repuntó y en el que también subió la tasa de las Leliq, aunque esto no se tradujo en un mayor rendimiento de los depósitos a plazo. En febrero los depósitos habían tenido una suba nominal de 6,8% y un alza de 1,7% en términos reales. 

El informe detalla que la desaceleración de los depósitos “estuvo relacionada principalmente con la evolución que se observó entre mediados de febrero y la primera semana de marzo, mientras que durante las tres semanas siguientes retomaron una tendencia creciente”. El 53% de crecimiento mensual estuvo compuesto por colocaciones denominadas en UVA.

Mirá también

Además, los préstamos en pesos al sector privado aumentaron por segundo mes consecutivo (0,5%) a nivel nominal. Entre las líneas que impulsaron el aumento se encuentra el otorgamiento de préstamos a PyMEs con tasas de interés preferenciales, que llevó a que las financiaciones instrumentadas mediante documentos subieran 0,7% en términos nominales y desestacionalizados.

AQ