Carlos Ghosn fue expulsado del directorio de Nissan

Carlos Ghosn fue expulsado del directorio de Nissan

Los accionistas del gigante automotor Nissan removieron este lunes, durante una reunión extraordinaria, al empresario Carlos Ghosn del directorio de la empresa, a raíz de las acusaciones por desvío y malversación de fondos.

La reunión realizada en un hotel de Tokio fue la primera desde la espectacular detención del empresario de 65 años, considerado un verdadero titán de la industria automotriz, en noviembre pasado.

Después de varias horas de reunión, el directorio aprobó también la remoción de Greg Kelly, un empresario estadounidense que sirvió durante años como principal auxiliar de Ghosn y quien también enfrenta cargos por malversación de fondos.

Mirá también

En la misma reunión, los accionistas aprobaron para substituir a Ghosn al empresario Jean-Dominique Senard, máximo ejecutivo de Renault.

Nissan ya había removido a Ghosn del cargo de presidente de la firma inmediatamente después de su detención, pero era necesaria una asamblea de accionistas para removerlo definitivamente del influyente directorio.

Jean-Dominique Senard, el jefe de Renault, fue nombrado como reemplazante de Ghosn en el directorio de Nissan. (Nissan Motor Co. via AP)

Jean-Dominique Senard, el jefe de Renault, fue nombrado como reemplazante de Ghosn en el directorio de Nissan. (Nissan Motor Co. via AP)

El ejecutivo Hiroto Saikawa abrió la reunión de este lunes con un pormenorizado recuento de los cargos contra Ghosn, que incluye desvío y mal uso de los fondos de la firma y sofisticados esfuerzos para esconder ese dinero.

“Tenemos que admitir que hubo un enorme problema con nuestra gobernanza corporativa”, dijo Saikawa ante los miles de accionistas convocados.

El ejecutivo aseguró que se sintió “extremadamente afectado” cuando se enteró de los “desvíos de conducta” de Ghosn, quien alguna vez había sido considerado su mentor.

Mirá también

Unos 4.200 accionistas participaron de la asamblea, y muchos de ellos aprovecharon la oportunidad no apenas para criticar ásperamente a Ghosn sino también para preguntar con insistencia cómo pudo haber ocurrido este escándalo.

Ghosn enfrenta en Japón tres cargos fundamentales: los primeros dos se refieren al alegado desvío de unos 80 millones de dólares y las maniobras para esconder esos recursos de los propios accionistas.

El tercer cargo se refiere a la tentativa de transferir a Nissan déficit personales.

El empresario, detenido en noviembre, fue liberado bajo fianza, pero la semana pasada fue nuevamente arrestado.

La fiscalía japonesa cree que Ghosn desvió fondos de Nissan que totalizan unos 15 millones de dólares entre fines de 2015 y mediados de 2018, y que utilizó unos cinco millones en su propio beneficio.

Mirá también

El viernes, una corte distrital de Tokio determinó que la fiscalía tendrá hasta el 14 de abril para interrogar a Ghosn, quien niega todas las acusaciones.

Poco antes de su segundo arresto, Ghosn grabó una entrevista para el canal francés de televisión TF1 en la que aseguró que había una conspiración en su contra, y dejó una amenaza: “por supuesto, tengo nombres”.

Según el empresario, su caída en desgracia fue orquestada por personas atemorizadas por la integración entre Nissan y Renault.

Fuente: AFP