Argentina.- Peritos del crimen de Gerena señalan un "golpe por detrás" pero no descartan una caída

Argentina.- Peritos del crimen de Gerena señalan un "golpe por detrás" pero no descartan una caída

20/08/2020 Un jurado popular enjuicia en la Audiencia de Sevilla a un hombre de 36 años, por su presunta autoría de la muerte a golpes de Gonzalo G.H.C., de 62 años y con el que habría mantenido una relación sentimental, en Gerena a comienzos de noviembre de 2018. En Sevilla (Andalucía, España), a 20 de POLITICA María José López - Europa Press
20/08/2020 Un jurado popular enjuicia en la Audiencia de Sevilla a un hombre de 36 años, por su presunta autoría de la muerte a golpes de Gonzalo G.H.C., de 62 años y con el que habría mantenido una relación sentimental, en Gerena a comienzos de noviembre de 2018. En Sevilla (Andalucía, España), a 20 de POLITICA María José López – Europa Press (María José López – Europa Press/)

SEVILLA, 25 (EUROPA PRESS)

La Audiencia de Sevilla ha acogido este martes la cuarta sesión del juicio con jurado popular promovido contra el ciudadano argentino J.G.M.V por la presunta autoría de la muerte del vecino de Gerena Gonzalo H.C. a comienzos de noviembre de 2018 en la vivienda de éste, con la comparecencia de los peritos.

Una perito que formó parte de la comisión judicial encargada de levantar el cadáver ha expuesto que por el examen inicial del cuerpo en la escena del crimen, su “hipótesis principal” fue que la víctima recibió un “golpe por detrás” con un objeto redondo y habría caído hacia adelante, quedando boca abajo y “lateralizado” a la derecha con la cabeza sobre un charco de sangre.

No obstante, esta perito ha admitido que no es “imposible” que el fuerte impacto detectado en la parte posterior del cráneo de la víctima derivarse de un golpe contra el suelo, aunque se trata de una hipótesis “menos probable”.

En paralelo, uno de los peritos encargado de la autopsia del cadáver ha defendido que la “hipótesis más probable” es que el fallecido recibiese un golpe en la parte posterior de la cabeza con un objeto contundente, aunque también ha reconocido que las lesiones del cuerpo serían “compatibles” con un impacto contra el suelo al caer hacia atrás.

Eso sí, ha considerado “muy complicado” que la víctima fuese derribada hacia atrás por un “manotazo” como el aludido por el acusado, dada su envergadura y peso.

Fuente: Infobae