Argentina le gana con justicia a Paraguay y se afianza en la cima del Grupo A de la Copa América

Argentina le gana con justicia a Paraguay y se afianza en la cima del Grupo A de la Copa América

var opta_settings = { subscription_id: “0ce911759cb7a972c7849a33fa0ba29d”, language: “es_CO”, timezone: “user” };
var _optaParams = { custID: “0ce911759cb7a972c7849a33fa0ba29d”, language: “es_CO”, timezone: -3, callbacks: [OptaCustomv2AfterInitCallback] };


Luego de su triunfo frente a Uruguay, la selección argentina busca encaminar su clasificación hacia los cuartos de final de la Copa América contra la selección paraguaya. La Albiceleste lidera junto a Chile el Grupo A y disputa su tercer encuentro desde las 21 horas en el mismo estadio donde jugó ante la Celeste, el Mané Garrincha de Brasilia.

Las posturas de ambos equipos quedaron claras desde los primeros segundos de acción. Argentina se hizo cargo del rol protagónico, tratando de hacer correr el balón sobre el césped, ante un Paraguay que lo permitió mientras el toqueteo ocurriese en campo adversario. A partir de allí, con las líneas juntas, intentó cortar, cuando entraron en calor los mediocampistas en la circulación.

Ya sea desde la salida desde el fondo o recuperando en campo rival, el elenco albiceleste encontró espacios para lastimar. A los 5 minutos, Alejandro Gómez remató desde afuera por encima del travesaño. A los 6, Agüero olfateó el error del fondo guaraní y, cara a cara con Silva, remató desviado.

Y a los 9 llegó la apertura del score cun una bella jugada elaborada. Messi cambió el ritmo y abrió para Di María, quien aprovechó la escalada de Nahuel Molina y enganchó hacia el medio. El hombre del PSG levantó la cabeza y filtró el pase para el Papu, quien definió con sutileza para firmar el 1-0.

El hecho de verse en desventaja provocó que Paraguay adelantara sus líneas y abrió algunas grietas en el remozado fondo argentino. Pero, al mismo tiempo, ofreció espacios que los conducidos por Scaloni empezaron a paladear.

A los 17, tras una falta a Agüero en el borde del área, Messi remató cruzado el tiro libre y pasó cerca del palo derecho del arco paraguayo. Y algunas gambetas de la Pulga hicieron daño. Al mismo tiempo, los de Berizzo encontraron terreno fértil con algún desborde de Almirón a espaldas de Molina.

Cubas le comete infracción a Messi, quien con su gambeta inquietó (REUTERS/Ueslei Marcelino)
Cubas le comete infracción a Messi, quien con su gambeta inquietó (REUTERS/Ueslei Marcelino) (UESLEI MARCELINO/)

Después de muy buenos primeros 20 minutos de Argentina, Paraguay empezó a manejar más la pelota, aunque sin profundidad. La Selección debió asignarle a Di María una función más sacrificada para contener los embates de Almirón, que incomodó con su velocidad a Nahuel Molina. El combinado albiceleste apeló a las réplicas, desde la magia de Messi o el tranco de Angelito cuando se logró soltar.

Recién en los últimos suspiros de la etapa volvió la mejor versión de Argentina. Di María, en un movimiento similar al del gol, en lugar de asistir, remató, forzando la volada de silva. Luego, el árbitro (y el VAR) anularon por offside de Messi el gol en contra de Junior Alonso que le hubiera inyectado tranquilidad plena al seleccionado.

Con cuatro puntos, producto de su empate inicial frente a los chilenos (1-1) y la victoria sobre los uruguayos (1-0), los dirigidos por Lionel Scaloni van por otro triunfo que les permita consolidar su camino hacia la próxima fase del certamen. Sin embargo, enfrente tiene al combinado guaraní que venció en la primera fecha donde superó por 3-1 a Bolivia y tuvo libre la segunda jornada.

La Argentina mostró un gran primer tiempo contra los charrúas el viernes pasado, en el que Guido Rodríguez marcó el único gol. Pero le sigue costando redondear un rendimiento regular a lo largo de los 90 minutos. Otra merma que muestra es la falta de efectividad en sus llegadas al arco contrario.

El punto positivo fue la vuelta al triunfo luego de tres empates consecutivos en los que empezó ganando (dos en las Eliminatorias y el debut con Chile en la Copa América) y luego sus rivales llegaron a la igualdad. Además, Lionel Messi exhibió un gran nivel, sin la explosión de otras época en cuanto al cambio de ritmo, algo natural para sus casi 34 años (cumplirá el 24 de junio), pero con mucha entrega, su precisión de siempre, jerarquía y visión de campo.

El partido contra Paraguay es clave para la Argentina ya que luego le quedará un solo encuentro que será contra Bolivia, el próximo lunes 28 de junio. Los guaraníes mostraron un buen funcionamiento en su debut y su éxito inicial los motivó para poder terminar lo más arriba posible en el grupo.

Para el partido ante la Albirroja, el entrenador argentino otra vez realiza varios cambios. En la defensa, Germán Pezzella reemplazará a Nicolás Otamendi, Nahuel Molina jugará por Gonzalo Montiel y Nicolás Tagliafico le ganó la pulseada a Marcos Acuña. Además, Giovani Lo Celso y Nicolás González descansan, porque el volante del Tottenham tiene el tobillo izquierdo inflamado y está vendado. Su lugar lo ocupa Leandro Paredes, quien además de Guido Rodríguez tendrá a Papu Gómez como compañeros en el mediocampo. En tanto que el delantero, nueva incorporación de la Fiorentina, sufrió una paralítica contra Uruguay, por lo que es resguardado para el encuentro contra Paraguay. En su lugar juega Ángel Di María. Además, Sergio Agüero reemplaza a Lautaro Martínez. Messi estuvo en duda hasta último momento, pero finalmente juega de entrada.

Por el lado de Paraguay, está en un proceso de renovación, aunque sus baluartes siguen siendo los conocidos del fútbol argentino, Miguel Almirón (ex Lanús), los hermanos Ángel y Óscar Romero (San Lorenzo), Gabriel Ávalos (Argentinos Juniors) y Gustavo Gómez (ex Lanús).

Sus puntos más altos son la velocidad de Almirón, el plus que suele mostrar Ángel Romero con la camiseta nacional (marcó dos tantos ante Bolivia) y un Alejandro Romero Gamarra (logró el empate provisorio), que es uno de los patrones del mediocampo con dinámica y precisión.

Los conducidos por el entrenador argentino Eduardo Berizzo tuvieron una caída en su funcionamiento en la doble fecha de las Eliminatorias donde empataron en un magro partido contra Uruguay (0-0) y perdieron contra Brasil (0-2).

Pero levantaron cabeza en su debut en la Copa América donde se encontraron en desventaja contra Bolivia y luego generaron muchas chances de gol y podrían haber convertido más tantos, sin perjuicio del hombre de menos que tuvieron los dirigidos por César Farías en todo el segundo tiempo.

FORMACIONES:

Argentina: Emiliano Martínez; Nahuel Molina, Germán Pezzella, Cristian Romero, Nicolás Tagliafico; Guido Rodríguez, Leandro Paredes, Alejandro Gómez; Ángel Di María, Sergio Agüero y Lionel Messi. DT: Lionel Scaloni.

Paraguay: Antony Silva; Alberto Espínola, Gustavo Gómez, Junior Alonso, Santiago Arzamendia; Adrián Cubas, Alejandro Romero Gamarra, Robert Piris da Motta; Ángel Romero, Gabriel Ávalos y Miguel Almirón. DT: Eduardo Berizzo.

TV: TyC Sports y TV Pública

ESTADIO: Mané Garrincha, de Brasilia.

ARBITRO: Jesús Valenzuela (VEN)

POSICIONES:

SEGUIR LEYENDO

El conmovedor momento en el que Lionel Messi le cumplió el sueño al fanático brasileño que lo tiene tatuado en la espalda

El tierno video de Lionel Messi junto a sus hijos que compartió Antonela Roccuzzo por el Día del Padre

Fuente: Infobae