Brownies hechos con harina de insectos, una alternativa para combatir la desnutrición infantil

Brownies hechos con harina de insectos, una alternativa para combatir la desnutrición infantil

Estos insectos mexicanos podrían ser la clave para disminuir los índices de desnutrición de menores (Foto: Cuartoscuro)
Estos insectos mexicanos podrían ser la clave para disminuir los índices de desnutrición de menores (Foto: Cuartoscuro)

En México, uno de cada ocho niños menores de cinco años padece de desnutrición crónica, de acuerdo a las estimaciones del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF). Una alarmante cifra que, por extraño que parezca, podría ser revertida gracias a un insecto.

Estudiantes universitarias elaboraron una harina a base de chapulín de campo, una especie de saltamontes mexicano, para preparar pan y con ello contribuir a la prevención y tratamiento de la desnutrición en la población infantil.

Las alumnas de la carrera de Nutrición de la Universidad del Valle de México, Nadia Rodríguez Lovera y Luisa Nallely Espinoza Rendón, explicaron que su objetivo fue diseñar un alimento agradable al paladar y visualmente atractivo para los niños de entre cinco a 14 años de edad, toda vez que comer chapulines puede no parecer agradable a simple vista para los infantes.

Estudiantes buscaron hacer más atractiva la presentación de este alimento (Foto: Archivo)
Estudiantes buscaron hacer más atractiva la presentación de este alimento (Foto: Archivo)

“Quisimos producir una harina lista para preparar brownies proteicos; elegimos esta presentación pensando en prolongar la vida de anaquel del producto, ya que la mayor población en riesgo de desnutrición se encuentra en zonas de difícil acceso o marginadas”, detallaron las jóvenes.

Entre los beneficios para el organismo al consumir estos insectos se encontró que contienen entre 60 y 70% de proteínas de buena calidad y pueden ser igual o más nutritivos que la carne de res, pollo o cerdo.

Se estima que solo 100 gramos de carne de res contienen entre 54 y 57% de proteínas, mientras que 100 gramos de chapulines contienen entre 62 a 75%.

Es por eso que para el desarrollo del producto, las estudiantes reunieron ingredientes de calidad y optaron por los chapulines de campo como fuente de proteína, hojas de stevia pulverizadas como endulzante, harina de trigo integral, cocoa sin azúcar y polvo para hornear.

Los chapulines han formado parte de la dieta de los mexicanos desde tiempos prehispánicos (Foto: Cuartoscuro)
Los chapulines han formado parte de la dieta de los mexicanos desde tiempos prehispánicos (Foto: Cuartoscuro)

Las alumnas explicaron que realizaron pruebas para determinar las proporciones correctas de cada ingrediente, y así obtener la mejor textura y sabor.

Rodríguez Lovera y Espinoza Rendón comentaron que los chapulines son considerados como insectos plaga, pero enfatizaron que son uno de los alimentos prehispánicos más representativos de la gastronomía mexicana, además de que reiterar que contienen alto grado nutricional.

A lo largo de la historia, los insectos han jugado un papel importante en la alimentación humana, ya que además de ser fuente de proteínas y nutrientes de alta calidad, son ricos en fibra y micronutrientes como cobre, hierro, magnesio, fósforo, manganeso, selenio y zinc.

 

Estudiantes elaboraron harina a base de estos insectos (Foto: Cuartoscuro)
Estudiantes elaboraron harina a base de estos insectos (Foto: Cuartoscuro)

La composición en aminoácidos de la mayoría de los alimentos elaborados a base de insectos resulta mejor que la referencia estándar recomendada por organismos internacionales, y consideraron que como estudiantes de Ciencias de la Salud buscan involucrarse en problemas nacionales como la obesidad y desnutrición.

La UNICEF ha alertado que a nivel mundial existen más de 150 millones de niños menores de cinco años con desnutrición infantil. Anualmente causa la muerte de 5,6 millones de niños, por lo que estas alternativas podrían ayudar a combatir estos catastróficos casos.

Fuente: Infobae